Montilla acusa a Puigdemont de arrinconar el estatuto de Cataluña

stop

El ex presidente catalán señala en un artículo publicado por Economía Digital que el actual Govern apuesta por "una actividad de bajo nivel"

El ex presidente de la Generalitat, José Montilla. EFE

Barcelona, 17 de noviembre de 2016 (12:30 CET)

El ex presidente de la Generalitat, José Montilla (PSC), acusó este jueves al actual titular del gobierno catalán, Carles Puigdemont (CDC), de omitir "las herramientas que prevé el estatuto de Cataluña para tratar los asuntos públicos". También sostiene que el Ejecutivo autonómico ignora a propósito el compendio de leyes recogidas en la última revisión del texto con el objetivo de "magnificar los problemas" y justificar así la deriva rupturista con España.

Montilla expone sus reflexiones, tras un silencio prolongado, en un artículo publicado este jueves por Economía Digital. En el texto también subyace la duda sobre el éxito de la estrategia de Puigdemont y otros líderes independentistas, como el actual vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras (ERC). Se avecina, asegura, "un cambio de escenario". El político socialista matiza que "no será inmediato ni suficiente" pero, según su tesis, el cansancio relativo al llamado "procés", por la no consecución de los objetivos finales, abre puertas a soluciones alternativas.

Lee el artículo completo de José Montilla

"Una parte importante de los que se han comprometido con la hipótesis de la independencia como la única solución se muestran dispuestos a escuchar otras soluciones que sean útiles, si es que éstas se explicitan", escribe Montilla en Economía Digital. Entronca a continuación la siguiente tesis: el catalanismo centrado volverá. Regresará "entendido como un movimiento transversal, plural y predispuesto a participar en la gobernanza de España". El resurgimiento que barrunta Montilla estaría comprometido con "la defensa del autogobierno y el carácter nacional de Cataluña".  

El ex presidente catalán eleva el tono, de nuevo, contra Puigdemont y, sin mencionarle directamente, Artur Mas. Ese catalanismo, que, como expone Josep López de Lerma en Cuando pintábamos algo en Madrid (ED Libros, 2016), Convergència i Unió intentó representar durante dos décadas, no vive "de buscar enemigos ni de enaltecer derrotas". De la lectura del artículo se infiere que, si Montilla fuera aún presidente catalán, habría optado por "detenerse para analizar los problemas y recordar las causas del malestar y la desafección que sostienen el reclamo de la independencia".

La reflexión de los motivos señalan una solución con "instrumentos federales" puesto que "nación no es sinónimo de Estado independiente".  Montilla también denuncia con dureza las carencias de Mariano Rajoy (PP).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad