Navarro y Duran buscan una estrategia común

stop

DERECHO A DECIDIR

02 de octubre de 2013 (20:15 CET)

Hace unos meses que han ido vislumbrando un camino en común, una vía que evite chocar contra un muro, como, también desde hace meses, se empeña en seguir el President Artur Mas. El primer secretario del PSC, Pere Navarro, y el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, han almorzado juntos este miércoles, junto con el ex presidente del Parlament, Joan Rigol, también democristiano, y el dirigente socialista Miquel Iceta.

Los dos dirigentes han acordado mantener esos contactos y trabajar en una misma dirección, que debería pasar, a juicio de los socialistas, por una reforma de la Constitución, aprovechando que el PSOE ha acabado defendiendo una reforma en clave federal. Tanto Navarro como Duran, además, defienden que, si se llega a convocar una consulta, ésta debería contar con una tercera pregunta, y no reducir la cuestión a un 'sí' o un 'no' a la independencia.

Evitar el choque de trenes

Navarro y Duran, que han almorzado en un céntrico restaurante de Barcelona, como ha publicado el Periódico en su edición digital, podrían acabar sumando fuerzas, ante el choque de trenes que ya es una realidad entre el Gobierno central y el Govern de la Generalitat.

Duran, pese a manenter un objetivo común con Artur Mas, está siendo atacado día sí y día también por el núcleo dirigente de Convergència, y por cuadros y opinadores independentistas que se mueven con gran habilidad en las redes sociales. Esa situación le está provocando una gran tensión, que podrían en dificultades serias la continuidad de CiU como federación. Duran ha expresado esas dudas sobre el propio proyecto en una entrevista este miércoles en Catalunya Ràdio, asegurando que si el proceso acaba rompiendo CiU, y ensalzando a ERC por un lado, y a Ciutadans por otra, será un fracaso colectivo.


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad