Núñez recurre en súplica a la desesperada para evitar la cárcel

stop

Los condenados por soborno contemplan el tercer grado como mal menor

El ex presidente del FC Barcelona, Josep Lluís Núñez I EFE

27 de octubre de 2014 (20:48 CET)

El que fuera presidente del FC Barcelona, Josep Lluís Núñez y su hijo tienen hasta el día de hoy para presentar el último recurso judicial que podría impedir su inminente ingreso en prisión.

Sus abogados han trabajado todo este último fin de semana en la elaboración de un recurso de súplica que interpondrán ante la sala novena de la audiencia, la misma que les condenó a ambos a sendas penas de dos años y dos meses de cárcel.

Sin aplazamiento ni revisión 


Hace diez días, la audiencia dictó una resolución en la que de forma muy contundente negaba a los condenados la posibilidad de paralizar la sentencia, mientras el Consejo de Ministros deliberaba sobre el indulto presentado. La resolución, avalada por la tesis del fiscal, negaba a ambos condenados la posibilidad de beneficiarse de un aplazamiento y eventual revisión en la ejecución de dicha sentencia gracias al “recurrente” uso del argumento jurídico del indulto.

Diez días para entrar en la cárcel 

Según las fuentes judiciales consultadas por Economía Digital, los magistrados no se moverán ni un milímetro de los argumentos jurídicos que hace diez días ya utilizaron para ordenar el ingreso en prisión de ambos condenados a pesar de la solicitud del indulto. Cuando la sala novena dicte esta previsible nueva resolución, Josep Lluís Núñez y su hijo, tendrán diez días para ingresar en la cárcel, de lo contrario se dictará orden de búsqueda y captura e ingreso en prisión.

Con mucha probabilidad la defensa de los Núñez esgrimirá ante la junta de régimen penitenciario el arraigo social, la levedad de la pena (la primera en ambos casos), y el resarcimiento económico por los delitos cometidos, para solicitar la clasificación de tercer grado para ambos condenados.

Eso implicaría que sólo se personarían en la cárcel para dormir. Llegado ese momento el ministerio público tendrá que informar al respecto aunque, de forma oficiosa, ya ha avanzado que se opondrá a ese tercer grado, al menos, a corto plazo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad