Occidente se une para evitar la captación de combatientes en sus países y luchar contra la radicalización

stop

TERRORISMO

Cristina Farrés

La plaza de la República se ha llenado de gente antes del inicio de la manifestación antiterrorista en París
La plaza de la República se ha llenado de gente antes del inicio de la manifestación antiterrorista en París

Barcelona, 11 de enero de 2015 (13:40 CET)

Europa se ha puesto manos a la obra para blindarse ante nuevos atentados como el de Charlie Hebdo. En Francia, y poco antes de la marcha de la república (con la presencia de más de 45 jefes de Estado de todo el mundo), los ministros del Interior de los 28 junto al fiscal general de EEUU, Eric Holder, han pactado reforzar la cooperación.

En el plan de lucha contra el terrorismo que se ha empezado a trabajar este domingo en París se han identificado dos prioridades: "Disponer de todos los medios necesarios para luchar contra el desplazamiento de combatientes al extranjero y luchar contra los factores de radicalización", ha detallado el ministro del Interior galo, Bernard Cazeneuve.

"Se trata de garantizar la seguridad de los ciudadanos y del ejercicio de las grandes libertades públicas".

Estrechar lazos con EEUU y Canadá


Europa estrechará lazos con EEUU y Canadá para compartir, de entrada, "más información". El Parlamento Europeo trabajará a partir de las próximas semanas para facilitar el intercambio de datos entre los estados, los miembros y los socios occidentales. El cruce de estas referencias permitirá detectar los movimientos de presuntos yihadistas por el mundo. "Ya sea en el lugar de origen, en tránsito o en destino", ha indicado Cazeneuve.

El responsable de Interior ha hablado de información sobre los "desplazamientos y el apoyo financiero del que disfrutan estos combatientes". Se trabaja para dotarse de una "estrategia global" que proteja a la ciudadanía sin ser lasciva con la protección de información personal.

Esta lucha conjunta también pasa por lanzar "operaciones conjuntas de gran amplitud" para evitar "el comercio y la circulación ilegal de armas de fuego".

Control de fronteras y espacio aéreo


Incrementará el control tanto de las fronteras europeas (incluso se reforzará la inspección del espacio Schengen) como del espacio aéreo. Cazeneuve ha anunciado la creación urgente de un código de pasajeros (CRN) para los desplazamientos que se realicen a países cercanos a las zonas controladas por los yihadistas.

La lucha contra la captación de combatientes en territorio Occidental también pasa por encargar a Bruselas el desarrollo de "mensajes positivos contra discursos fácilmente accesibles destinados a los jóvenes, los más expuestos a los mensajes terroristas".

Facilidad para cerrar portales en internet


Para cumplir este objetivo, el Parlamento Europeo también trabajará junto a las operadoras de internet para que se puedan retirar "contenidos ilícitos".

Cazeneuve ha declarado que la red debe ser un espacio "de libre expresión, no para difundir mensajes de odio, racismo y antisemitismo para seducir a las mentes más vulnerables".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad