El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto al presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán (i), en un reciente acto en Zaragoza

Ola de protestas en el PSOE por "el relator" aceptado por Sánchez

stop

Emiliano García Page, Javier Lambán y Soraya Rodríguez expresan su malestar por la cesión del Gobierno a la Generalitat

Economía Digital

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto al presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán (i), en un reciente acto en Zaragoza

Madrid, 06 de febrero de 2019 (10:33 CET)

La política de Pedro Sánchez para apaciguar al soberanismo ha vuelto a provocar el malestar de dirigentes del PSOE, incómodos ante los gestos del Gobierno con la Generalitat. El último, consistente en aceptar la incorporación de una figura ajena a las instituciones en las conversaciones con los independentistas, ha desatado protestas en público de pesos pesados del PSOE.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, admitió este miércoles que está "muy perplejo" porque la mesa de partidos para debatir la situación en Cataluña vaya a ser coordinada por un "relator". Y exigió al Gobierno "que se mantenga en su sitio desde el fondo, en la defensa de la Constitución, pero también en las formas".

"Si de lo que se trata es de tener a alguien de testigo, porque no se fían unos de otros, para eso pueden hablar directamente en el Parlamento, que estamos todos los españoles de testigo y tengo tanto interés como nadie en saber lo que dicen", dijo, molesto.

Otro barón del PSOE, el presidente de Aragón, Javier Lambán, fue incluso más contundente al atacar "las cesiones" al independentismo realizadas al precio de buscar el apoyo de ERC y Pdecat para tramitar los presupuestos generales del estado.

También la diputada socialista y exportavoz del grupo socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, salió al paso de las maniobras de Sánchez. "Ni mediadores ni relatores. El diálogo entre el Estado y una comunidad autónoma, necesita respeto a la Constitución, al Estatuto y a las instituciones".

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, trató de modular la figura "del relator, o algo así" y limitó su papel a "convocar" las reuniones, a "recapitular" los debates y a "poner orden en el debate" de la mesa de partidos.

Calvo, en declaraciones a la Ser, afirmó que la intención del Gobierno es que el relator sea un catalán. "Nosotros preferimos que sea una persona de Cataluña, que entienda Cataluña", dijo. Y aprovechó para contraatacar a Soraya Rodríguez: "No ha entendido nada".

Hemeroteca

PSOE Pedro Sánchez
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad