Los concejales Daniel Mòdol y Jaume Collboni este jueves con Pere Chias, presidente del Gremio de Restauración de Barcelona. / AJUNTAMENT DE BARCELONA

Collboni rebaja la tensión en el conflicto de las terrazas de Barcelona

stop

Collboni anuncia una nueva ordenanza para antes de que acabe este año, mientras que los restauradores se muestran “atemorizados” por la actual normativa

Economía Digital

Los concejales Daniel Mòdol y Jaume Collboni este jueves con Pere Chias, presidente del Gremio de Restauración de Barcelona. / AJUNTAMENT DE BARCELONA

Barcelona, 04 de mayo de 2017 (22:42 CET)

El Ayuntamiento de Barcelona y el Gremio de Restauración negocian un acuerdo sobre las terrazas de la ciudad. Esta negociación no la lidera la alcaldesa Ada Colau, de Barcelona en Comú, sino sus socios socialistas, concretamente el teniente de alcalde Jaume Collboni y el concejal Daniel Mòdol, responsable de arquitectura y paisaje. Su objetivo es rebajar la tensión, aproximar posiciones con los restauradores para llegar a un acuerdo que permita modificar la ordenanza de terrazas antes de finalizar este año.

Collboni y Mòdol se reunieron este jueves con los responsables del Gremio de Restauración, encabezados por su presidente, Pere Chias, y por su director general, Roger Pallarols, que fue concejal de Comercio de Barcelona durante la etapa del alcalde socialista Jordi Hereu. Exhibieron un clima de cordialidad. Todos se mostraron dispuestos al diálogo. No obstante, Pallarols indicó que, mientras siga en vigor la actual normativa de terrazas, vigente desde hace dos años, se mantendrá el conflicto. Pallerols confirmó que impugnarán las últimas trece ordenaciones singulares de terrazas que ha aprobado el consistorio.

El gremio valora el nuevo clima de diálogo

Pallerols subrayó que la actual ordenanza, que calificó de “inaplicable e ineficaz”, ha causado un gran perjuicio a los bares y a los restaurantes. Añadió que afrontan la temporada de verano “atemorizados” porque la nueva regulación, como muy pronto, no estará lista hasta finales de este año. Sin embargo, reconoció que, desde que se abrieron las negociaciones hace un mes, se ha entrado en un nuevo escenario y se ha “reducido la incertidumbre”.

Por su parte, Collboni apuntó que las nueva ordenanza de terrazas debe ser “más sencilla y adaptada a las necesidades” de la ciudad. Con más “garantías jurídicas” para los operadores.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad