Oriol Pujol Ferrusola y su esposa, Anna Vidal, este martes en la Audiencia de Barcelona. Su abogado tiene una estrategia para evitar que entre en la cárcel. /EFE/Marta Pérez

Oriol Pujol deja su entrada en la cárcel en manos de la juez

stop

Oriol Pujol acepta penas de dos años y medio de cárcel, pero su abogado dice que no debe ingresar porque ninguno de los tres delitos supera los dos años

Economía Digital

Oriol Pujol Ferrusola y su esposa, Anna Vidal, este martes en la Audiencia de Barcelona. Su abogado tiene una estrategia para evitar que entre en la cárcel. /EFE/Marta Pérez

Barcelona, 24 de julio de 2018 (13:08 CET)

Oriol Pujol Ferrusola ha aceptado este martes una condena de dos años y medio de prisión por el caso ITV. La aceptación de la pena le evitará ser juzgado por un tribunal popular después del acuerdo extrajudicial alcanzado por los abogados de las defensas y la Fiscalía Anticorrupción. Sin embargo, el hijo del expresidente de la Generalitat tiene una estrategia para burlar el ingreso en la cárcel.

Su abogado, Javier Melero, ha anunciado este martes que pedirá la suspensión de la pena para su cliente. Para ello invocará la última reforma del Código Penal, que le permitiría eludir la cárcel al no superar los dos años la pena de ninguno de los tres delitos de su condena: uno y medio el de falsedad, ocho meses el de cohecho y cinco meses el de tráfico de influencias. La decisión final, sin embargo, depende de la juez.

En un trámite de apenas diez minutos, Pujol y los otros cinco acusados por la trama corrupta de las ITV, entre ellos su esposa, Anna Vidal, han ratificado ante la magistrada de la Audiencia de Barcelona Carmen Zabalegui el acuerdo que alcanzaron con la Fiscalía Anticorrupción.

El ‘sí’ de Oriol Pujol

Los acusados han ratificado, uno por uno y sin añadir más a un lacónico “sí”, el pacto que firmaron con la Fiscalía. Con este pacto, no sólo evitan el juicio sino que consiguen una substancial rebaja de penas una vez que reconocieron el pago de “mordidas” a cambio de favores políticos.

La juez ha dejado el caso visto para sentencia. Una vez dicte la condena, en los términos que contiene el pacto, convocará una vista en la que las partes se pronuncien sobre la ejecución de la misma. Será entonces cuando el abogado de Pujol pedirá la suspensión de su ingreso en la cárcel.

Sin embargo, uno de los fiscales del caso, Fernando Maldonado, anunció ante la jueza hace más de un año que exigirá el ingreso en prisión del ex secretario general de Convergència.

Oriol Pujol también queda inhabilitado durante dos años para el ejercicio d cargo público y deberá pagar una multa de 76.000 euros. Además permanece investigado en la causa que instruye el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata por la fortuna del clan oculta en Andorra.

Las operaciones de Sharp y Yamaha

Entre las operaciones investigadas en que Oriol Pujol reconoce haber intervenido a favor de los empresarios, entre los años 2011 y 2012, figura la reconversión industrial de Sharp en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) y la deslocalización de la compañía Yamaha.

Oriol reconoce que cobró 443.660 euros en “mordidas” a través de las facturas por trabajos inexistentes que su esposa Anna Vidal giraba a su amigo íntimo, el empresario Sergi Alsina. En esta trama también intermedió el ex número dos de la Diputación de Barcelona y dirigente convergente Josep Tous, quien ha aceptado cinco meses de cárcel sustituibles por una multa de 22.500 euros. Tous y su esposa deberán afrontar en febrero un juicio por derivada del caso ITV. La fiscalía les pide cinco años de cárcel pese a que el caso se refiere a un contrato de menos de 50.000 euros adjudicado por el anterior gobierno de Artur Mas.

El acuerdo formalizado este martes ante la Audiencia de Barcelona incluye una condena de dos años de cárcel para Sergi Alsina, amigo íntimo de Oriol Pujol, y penas de cárcel sustituibles por una multa de 83.210 euros para Anna Vidal.

Los empresarios Ricard Puignou y Sergi Pastor, por su parte, aceptan penas de cinco meses sustituibles por multas de 60.000 euros, por delitos de cohecho y tráfico de influencias. La jueza incluirá el decomiso de 333.838 euros a todos los acusados por las comisiones ilegales pagadas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad