Arnaldo Otegi y Carles Puigdemont en un acto en el País Vasco, en una imagen de archivo. Foto: EFE/LT
stop

El coordinador general de EH Bildu apuesta por "hacer frente al autoritarismo" con una alianza de partidos separatistas de cara a las elecciones generales

Barcelona, 05 de enero de 2019 (12:06 CET)

El antídoto de la extrema derecha es una gran alianza electoral que incluya a formaciones como EH Bildu, la CUP y el PNV, según Arnaldo Otegi. El coordinador general de Bildu apuesta por una coalición para "hacer frente al autoritarismo" y a la "vuelta del aznarismo desbocado" que, a su juicio, lideran el PP, Cs y Vox.

Otegi manifestó en una entrevista de Europa Press que, además de la coalición soberanista vasca que concurrirá a los comicios europeos junto a ERC y BNG, se debería extender esta alianza electoral a otras formaciones de "las naciones históricas y fuerzas progresistas" en las elecciones generales de este año.

"Ir al Congreso y al Senado con una voz única, que defienda del derecho a decidir, la consulta pactada, la libertad de los presos y los derechos sociales, frente al autoritarismo y al neoliberalismo". Esa es la propuesta con la que Otegi pretende seducir a partidos como la CUP y el PNV a formar una alianza electoral.

"Éste es el trabajo que tenemos que desarrollar en los próximos meses y en esa alianza no descartamos a nadie de los que somos conscientes de lo que nos viene encima, desde el PNV hasta la CUP", dijo.

Otegi avisa a Sánchez: no habrá "cheque en blanco"

Con respecto a un adelanto electoral, Otegi no se atreve a predecir que sucederá ni cuándo, porque dependerá "fundamentalmente de cómo se desarrolle el trámite de los presupuestos" en un momento en el que el PSOE tiene la "tentación" de "pensar que todo el mundo va a querer sostener al Gobierno frente a la amenaza de las tres derechas".

Otegi acusó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de "racanerismo político" y le avisó de que no le darán "un cheque en blanco" para los Presupuestos Generales del Estado a cambio "de nada". El líder de Bildu lamentó que el Ejecutivo "no hace nada" y "no plantea soluciones a los grandes problemas que hay".

"Nosotros a la derecha autoritaria la expulsamos de las instituciones gratis. Ésta es nuestra posición, pero sin que eso suponga un cheque en blanco ni la puesta sobre la mesa de nuestra confianza en las políticas que va a hacer Sánchez, que están siendo de racanerismo político", dijo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad