El líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante su intervención en el Congreso de los Diputados para defender su programa de gobierno, en el debate de la moción de censura de su grupo parlamentario contra Mariano Rajoy. EFE/Sergio Barrenechea

Iglesias da aire al independentismo catalán

stop

Pablo Iglesias carga contra el inmovilismo del gobierno de Mariano Rajoy por su "estrategia negacionista" con Cataluña

Josep Maria Casas

Economía Digital

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante su intervención en el Congreso de los Diputados para defender su programa de gobierno, en el debate de la moción de censura de su grupo parlamentario contra Mariano Rajoy. EFE/Sergio Barrenechea

Barcelona, 13 de junio de 2017 (14:58 CET)

Pablo Iglesias ha dado oxigeno a los independentistas catalanes. En el discurso de defensa de la moción de censura contra Mariano Rajoy, el líder de Podemos ha cargado contra la “nula capacidad política” del gobierno para resolver el problema catalán. Lo ha acusado de “inmovilista” y de escudarse “en una estrategia negacionista” de las reivindicaciones catalanas. Apostó para que no sólo Cataluña, sino también el País Vasco y las otras nacionalidades históricas puedan decidir su futuro en un referéndum.

Insistió en que “no tenemos miedo a la democracia” y al derecho a decidir de los ciudadanos. Iglesias subrayó que “queremos convencer a los catalanes para que se queden, pero no les queremos imponer nada”. Si los catalanes decidieran abandonar el Estado, el líder de Podemos indicó que “no será por culpa de Joan Tardà” y sus aliados, en referencia al diputado republicano y a los partidarios de la independencia, sino del gobierno del Partido Popular y Ciudadanos.

Pablo Iglesias: si los catalanes e inependizan “no será por culpa de Joan Tardà” y sus aliados, sino de PP y C's

Recuerdo para Herrero de Miñón

No aceptar el término de “nación” para Cataluña y otras comunidades históricas es “una torpeza que pone en peligro nuestro proyecto como país”. Recordó a Miguel Herrero de Miñón, histórico militante popular y uno de los padres de la Constitución del 1978, cuando hizo hincapié en que en la carta magna se reconoce a las “nacionalidades históricas”, que los sucesivos gobiernos intentaron diluir en el “café para todos”.

Considera que la vía federalista, defendida por los socialistas, ya no tiene recorrido. En su opinión, se debía haber planteado después de la transición, pero nunca se abordó en serio. En su opinión, ahora no cabe otra salida que permitir que Cataluña, el País Vasco y las nacionalidades históricas que lo reclamen puedan decidir su futuro.

En su réplica, Rajoy dijo que no se trata del derecho a decidir, sino de un referéndum para la secesión de España en el cual el propio Iglesias no podría votar. El presidente del gobierno subrayó su concepto de soberanía nacional: “unos no pueden decidir por todos”. Reiteró que la cuestión territorial no depende de la decisión de los catalanes sino de todos los españoles.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad