El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, durante una sesión de control al Gobierno en el Senado, el 30 de junio de 2020 | EFE/JJG

Pablo Iglesias rompe el silencio sobre el 'caso Dina'

stop

El vicepresidente segundo insiste en que es una "víctima" del robo del móvil de Dina Bousselham y se abre a comparecer en el Congreso para explicar el caso

Alessandro Solís

Economía Digital

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, durante una sesión de control al Gobierno en el Senado, el 30 de junio de 2020 | EFE/JJG

b, 03 de julio de 2020 (11:35 CET)

Dos semanas después de que el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, retirase a Pablo Iglesias la condición de perjudicado en el 'caso Dina', el vicepresidente segundo del Gobierno finalmente rompe la estrategia de silencio de las últimas semanas. En una entrevista este viernes con RNE, el también líder de Unidas Podemos descarta ser imputado por el robo del móvil de su exasesora Dina Bousselham e insiste en que él y su partido son "víctimas" de "una cloaca que ha quedado acreditada".

Es la primera vez desde que se dio a conocer la citada decisión del magistrado de la Audiencia Nacional que un miembro del Gobierno habla abiertamente sobre el caso. Durante estas semanas, cada vez que se ha preguntado a otros ministros y al propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha optado por un absoluto silencio bajo la excusa de que al tratarse de asuntos judiciales no caben declaraciones desde el poder ejecutivo. Incluso desde Podemos se ha empezado a tratar el asunto con una cierta discreción.

Iglesias asegura contar con el apoyo de Sánchez, que este jueves en una entrevista con La Sexta dio una tibia respuesta sobre el 'caso Dina' y se limitó a insinuar que las noticias de los últimos días responden a una "estrategia de derribo" de la oposición contra el Gobierno. "Vamos, sólo faltaría", ha respondido el vicepresidente a la pregunta sobre si el jefe del Ejecutivo le apoya, añadiendo que no prevé ser imputado porque "hay que ir a los hechos" y "es evidente quién es la víctima".

La 'pieza Dina' del 'caso Villarejo' investiga el robo del móvil de Bousselham y una de las grandes incógnitas que se propone resolver el juez García Castellón es por qué la copia de la tarjeta SIM que Iglesias recibió y posteriormente entregó a su exasesora estaba dañada. El magistrado maneja la hipótesis de que el líder de Podemos podría haberla dañado para evitar el acceso a la información contenida en la tarjeta del teléfono móvil, basándose en parte en confusas declaraciones de Bousselham que apuntan a ello.

Iglesias rechaza esta teoría. Dice que guardó la copia de la tarjeta durante unos meses para no someter a Bousselham a "más presión" y asegura que en sus declaraciones ante el juez la exasesora nunca ha dicho que la SIM tuviera "el más mínimo deterioro" cuando él se la entregó. La tarjeta tenía imágenes íntimas de Bousselham y capturas de pantalla de mensajes de Iglesias que fueron filtrados a los medios de comunicación, dando pie a una guerra judicial de Podemos contra lo que el partido llama "las cloacas del Estado".

"¿Cómo que no somos perjudicados? ¿Quiénes son entonces? Lo que parece es que algunos quieren que Villarejo, Fuentes Gago y Pino, los responsables de una cloaca que ha quedado acreditada, se vayan de rositas", ha afirmado Iglesias este viernes.

Comparecencia en el Congreso

La oposición cree que el 'caso Dina' y las acusaciones contra Iglesias deben ser investigadas en el Congreso de los Diputados. PP y Ciudadanos ya han pedido a la presidenta parlamentaria Merixtell Batet una sesión extraordinaria para que el vicepresidente explique qué ocurrió con la tarjeta SIM de Bousselham después de que le fuese devuelta al líder de Podemos por parte de la revista Interviú. Iglesias tardó medio año en dársela a su exasesora, según declaró ella misma ante el juez.

Iglesias dice que estaría encantado de comparecer en el Congreso para dar sus explicaciones. Sería "muy positivo" que se volviera a celebrar una comisión de investigación, ha afirmado, señalando que también deberían comparecer el expresidente Mariano Rajoy y su exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, a quienes vincula con la creación de "una cloaca policial y mediática para desprestigiar a los adversarios políticos".

Esta "cloaca" aún existe, ha asegurado el vicepresidente, aunque su dimensión actual "fundamentalmente es mediática, no tanto policial". También se ha sacudido de las informaciones que apuntan a que su abogada hasta hace pocas semanas, Marta Flor, recibió un "chivatazo" de un fiscal del 'caso Villarejo' para abrir la 'pieza Dina', Iglesias lo ha negado rotundamente. "Sobre las bajezas que han publicado algunos digitales no tengo nada que decir".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad