Carles Puigdemont y Carme Forcadell, en una imagen de archivo. EFE

El Parlament ignora de nuevo al Constitucional

stop

El parlamento catalán saca adelante unos presupuestos que incluyen la polémica partida que permitiría financiar el referéndum independentista

Barcelona, 22 de marzo de 2017 (14:30 CET)

Un nuevo desafío al Tribunal Constitucional (TC). El parlamento catalán ha aprobado este miércoles los Presupuestos de la Generalitat para el ejercicio 2017, en el que se incluye la disposición adicional 31, que garantiza los recursos necesarios para celebrar la consulta independentista. Esta polémica partida ha salido adelante, tal y como se esperaba, con los votos a favor de Junts pel sí (62) y la CUP (10). También una diputada de Podem, Àngels Martínez, ha avalado este punto. El resto de diputados de Catalunya sí que es pot se han abstenido, mientras que Ciudadanos, PP y PSC no han participado en la votación.

La votación definitiva ha llegado tras un bronco debate. Los dos principales letrados de la cámara han solicitado la lectura de una nota para alertar de que la votación y posterior validación de este texto presupuestario contravienía un auto previo del TC. El alto tribunal alertó hace unos días de “las responsabilidades que se derivarían” de dar por buenas unas cuentas que avalan la votación independentista a la que aspira el Govern. También el Consejo de Garantías Estatutarias, dependiente del Parlmanet, elaboró un dictamen en el que señala la incompatibilidad de la disposición 31 con el propio Estatuto de Cataluña. 

La votación definitiva ha llegado tras un bronco debate en el Parlament

La enmienda adicional 31 insta al Ejecutivo catalán a “habilitar las partidas para garantizar los recursos necesarios en materia de organización y gestión para hacer frente al proceso refrendario sobre el futuro político de Catalunya”.

El conjunto de los presupuestos para 2017, que incluye también nuevas tasas a las bebidas azucaradas y otras modificaciones en el régimen fiscal catalán, han sido aprobados con los votos de Junts pel sí y el sí de dos de los diputados de la CUP; justo los 64 escaños necesarios para que no encallasen. Los otros siete diputados de la formación anticapitalista se han abstenido, tal y como habían anunciado en las últimas horas los portavoces del partido.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad