stop

Unos 200 juristas de reconocido prestigio rechazan el proceso secesionista y advierten de que se pone en riesgo el Estado de derecho

Barcelona, 21 de marzo de 2017 (21:00 CET)

Alarma roja. Ha llegado el momento y el estado de derecho está en peligro. Unos 200 juristas, de reconocido prestigio, se han plantado ante el referéndum y el proceso soberanista. Consideran que “falta el rigor jurídico”, y que se debe guardar respecto a las leyes y a los tribunales para que se pueda garantizar “la convivencia pacífica”. Con un manifiesto, bajo el título de El derecho, al servicio de las libertades, los juristas protagonizaron este martes un acto en el Colegio de Abogados de Barcelona, organizado por el Foro Llibertats, con la presencia del expresidente de la Audiencia de Barcelona, Javier Béjar; el ex vicepresidente del Tribunal Constitucional Eugeni Gay y el exrector de la Universitat Pompeu Fabra, Josep Joan Moreso.

Se trata de un serio toque de atención ante el proceso soberanista, tras la adopción de medidas, por parte de Junts pel Sí, que atenazan el propio sistema democrático, como la reforma del reglamento del Parlament para poder aprobar, con lectura única –sin enmiendas de la oposición-- la ley de transitoriedad nacional que debe cobijar el referéndum. Los juristas advirtieron de que “no hay democracia fuera de la ley y el Estado de derecho”; y de que “despreciar” las sentencias del Tribunal Constitucional “no es legítimo”.

Los juristas no estuvieron solos. Contaron con el apoyo de distintos dirigentes políticos, como el delegado del Gobierno, Enric Millo; la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas; y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, que ha adoptado en las últimas semanas una posición más contundente. Los tres formaron parte de la primera fila en el acto en el Colegio de Abogados de Barcelona.

Los juristas sostienen que la sociedad catalana tiene un problema grave de salud democrática

La idea del mundo jurídico es darle la vuelta a los argumentos del soberanismo. No es la libertad la que guía el movimiento secesionista, sino todo lo contrario. La ley se debe respetar, según los juristas autores del manifiesto, “para proteger la libertad”. La defensa del proceso soberanista, por tanto, no es un cumplimiento del mandato democrático, sino todo lo contrario.

La movilización de los juristas obedece a la indignación que sienten al comprobar cómo se han utilizado diferentes conceptos jurídicos. “Se usan términos y conceptos jurídicos sin el mínimo rigor jurídico exigible”, aseguran, y reclaman “el respeto a las leyes y a las decisiones de los tribunales encargados de hacerlas cumplir”, al ser “garantes de la convivencia pacífica”.

La disyuntiva que las entidades soberanistas han tratado de difundir es que en un lado están los demócratas –ellos-- y al otro las instituciones españolas y los 'unionistas' en Cataluña que están en contra de las urnas. Para romper ese mensaje, que penetra con fuerza en una parte sustancial de la sociedad catalana, los juristas han querido reaccionar con un mensaje claro. Según el expresidente del Consejo de la Abogacía Catalana, y uno de los impulsores del manifiesto, Lluís Huguet, “no se está en contra de nada, sino a favor de la democracia y del Estado de derecho”. Huguet insistió en que la Constitución se votó “masivamente” en Cataluña en 1978.

Eugeni Gay recuerda que en Cataluña nunca se había vivido con unas libertades tan grandes

Lo que está en juego, a juicio de estos juristas, es la propia “democracia”. Así lo definió el expresidente de la sección de derecho procesal del propio Colegio de Abogados, al señalar que la sociedad catalana “tiene un problema grave de salud democrática”.

¿Puede haber una salida, una vía de entendimiento? El mundo jurídico no tiene ninguna duda. Si se pretende un cambio en la Constitución, ¡adelante! Es lo que sugirió Eugeni Gay, al entender que existe la posibilidad de una reforma constitucional “dentro de los recorridos marcados”, pero que “nunca Cataluña había tenido un momento tan dulce con unas libertades tan grandes”.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad