Pedro Sánchez, de la mano de Susana Díaz, será el nuevo líder del PSOE

stop

PRIMARIAS SOCIALISTAS

El diputado Pedro Sánchez, este domingo./EFE/Juanjo Martín

13 de julio de 2014 (22:25 CET)

El apoyo de la militancia de Andalucía ha sido determinante. Lo fue en la recogida de avales, y lo ha sido en la elección a la secretaría general del PSOE este domingo. Los socialistas inician una nueva etapa bajo el liderazgo del diputado madrileño, Pedro Sánchez, de 42 años, que ha generado un nuevo clima entre las bases.

La gran participación, cercana al 60%, no ha cambiado las previsiones, porque si ha habido un territorio con muchas ganas de votar, ese ha sido Andalucía y lo ha hecho por Pedro Sánchez, a gran diferencia de Eduardo Madina.
El nuevo núcleo de poder se establecerá ahora entre Sánchez, --aunque los tres candidatos han asegurado a lo largo de la campaña que buscarían una dirección integradora--, y la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, que renunció a presentarse.

Ahora, ¿quién va a la Moncloa?


Tanto Pedro Sánchez como Eduardo Madina se habían preparado para ser candidatos a la presidencia del Gobierno. La decisión de Alfredo Pérez Rubalcaba de convocar primero las primeras, con un congreso posterior, a la secretaría general, cambió sus planes. Y ahora Sánchez, que a diferencia de Madina, no ha fijado un calendario para unas nuevas primarias, deberá decidir cuando y cómo el PSOE elegirá a su candidato a la Moncloa.

Será, también, a través de unas primarias, pero deberá decidir cuándo. Y aquí aparecerá la sombra de Susana Díaz como posible candidata.

Ganador en la mayoría de comunidades

En cualquier caso, han sido las bases socialistas las que han resucitado este domingo al PSOE. La participación se temía que fuera baja, pero las llamadas constantes de los candidatos la han llevado casi al 60%.

Los datos de Pedro Sánchez no dejan duda de la elección de las bases, con lo que logra una enorme legitimidad, nunca alcanzada por un secretario general del PSOE. Ha sido el candidato más votado en doce comunidades autónomas, pero lo más relevante es que ha arrasado en Andalucía, con más del 60% en esa comunidad. Ha quedado por delante, también, en Euskadi, Valencia y Madrid, aunque ha perdido, por escasos 300 votos en Catalunya, frente a Eduardo Madina.

Iceta, apoyo del 50%

En Catalunya, precisamente, Madina ha ganado, por delante de Sánchez, y de José Antonio Pérez Tapias, con una participación menor, cercana al 50%. Los militantes del PSC también podían elegir a su primer secretario, aunque sólo se presentaba un candidato, Miquel Iceta, con esa participación de la mitad de los 20.000 militantes socialistas.

Ahora Sánchez será investido como secretario general del PSOE en el congreso del próximo 27 de julio.

Proyecto federal con Catalunya

En la campaña de las primarias ha apostado netamente por un proyecto federal para España, con una reforma de la Constitución. Ahora será el interlocutor del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para afrontar las necesarias reformas, en distintos ámbitos, como el judicial, o el referente a las libertades democráticas, con la cuestión de la ley electoral entre ellas.

Pero la principal cuestión será Catalunya, y qué hacer frente a la consulta soberanista. Tanto Sánchez como Madina se mostraron contrarios a esa consulta, pero quedará ahora abordar como se puede ofrecer una alternativa política que mejore el encaje de Catalunya en España.

Catalunya, como en otras ocasiones, no ha votado a favor del candidato ganador. Pero el estrecho margen entre Madina y Sánchez entre la militancia de los socialistas catalanes, deja claro que será también el candidato del PSC.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad