El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE

Pedro Sánchez estudia medidas legales sobre la resolución contra el Rey

stop

El presidente del Gobierno avanza que tomará "medidas legales" contra la resolución del Parlament que aboga por abolir la monarquía

Barcelona, 12 de octubre de 2018 (11:32 CET)

El Parlament de Cataluña aprobó el jueves una resolución impulsada por los Comunes que aboga por abolir la monarquía y condena el posicionamiento del rey Felipe VI en el "conflicto catalán". El Gobierno de Pedro Sánchez ha respondido al desafío y advierte que adoptará "todas las medidas legales a su alcance" para defender la legalidad. En principio, apenas palabras.

"Es inadmisible la resolución votada esta tarde en el Parlament de Cataluña que pretende rechazar y condenar al jefe del Estado. Este Gobierno adoptará las medidas legales a su alcance en defensa de la legalidad, la Constitución y las instituciones del Estado", afirmó Sánchez en un mensaje en su cuenta de Twitter. Una declaración que parece obvia.

La resolución que aprobó el jueves el Parlament, presentada por Catalunya en Comú Podem, además de condenar el posicionamiento del rey en el "conflicto catalán" y su "justificación de la violencia", aboga por la abolición de la institución monárquica, a la que califica de "caduca y antidemocrática".

Otra contradicción de Sánchez

La propuesta fue aprobada con el apoyo de Junts per Catalunya y ERC, mientras que la CUP se abstuvo y CiudadanosPSC y el PPC votaron en contra. La resolución también emplaza a las instituciones catalanas y a los partidos al diálogo, al acuerdo y al respeto a la pluralidad.

Así las cosas, Sánchez camina sobre otra contradicción, pues lanza duras críticas contra la posición del Parlament promovida por los Comunes, pero al mismo tiempo posa para las cámaras junto al líder de Podemos, Pablo Iglesias, en el marco de la aprobación de los presupuestos.

En ese sentido, el Ejecutivo defiende que la posición constitucional del jefe del Estado "debería quedar siempre al margen de su utilización en el debate partidista" y sostiene que adoptará "las medidas legales a su alcance para impedir siempre aquellas actuaciones que socaven la posición constitucional de todas las instituciones del Estado".

El Gobierno considera que la resolución "es producto de la deriva de los grupos independentistas que, inexplicablemente, han contado con el apoyo de otro grupo parlamentario, en su irresponsabilidad de utilizar las instituciones catalanas para alentar el conflicto y no para servir a los intereses generales de todos los catalanes". Ese "grupo parlamentario" integra precisamente a su principal socio de legislatura.

Y así lo comprobó Carles Puigdemont, que aprovechó la ocasión para salir otra vez a la palestra y cuestionar si Sánchez pretende imponer "medidas legales ante una resolución política", al "igual que el PP". "¿Sabe que la resolución es de sus socios de gobierno? 'Republicanos' monárquicos. Menudo nuevo diálogo", agregó el ex presidente catalán.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad