Pedro Sánchez renuncia a su escaño para competir contra Susana Díaz

stop

El ex secretario general de PSOE deja su cargo de diputado para no tener que abstenerse en la investidura de Rajoy, y pelear por la conducción del PSOE

Pedro Sánchez al anunciar su renuncia al escaño. / EFE

Barcelona, 29 de octubre de 2016 (14:41 CET)

Era previsible: Pedro Sánchez anunció que deja su escaño en el Congreso para no tener que votar por la abstención en la sesión de investidura de Mariano Rajoy, y para evitar un choque con el Comité Federal en caso de que hubiera insistido con un voto negativo.

Tal como adelantó Economía Digital, la estrategia de Sánchez es volver a pelear por la secretaría general en un nuevo congreso del PSOE. Al resignar su escaño, evita el desagradable antecedente de desobedecer la orden de abstención del Comité Federal y exponerse a una sanción del órgano partidario. Y si quiere recuperar los mandos del socialismo, más vale que sea sin manchas en su foja de servicios.

Además, Sánchez también evita el mal trago de tener que cambiar su voto cuando por mantener su 'no es no' a Rajoy tuvo que renunciar a la secretaría general tras un agitado cónclave del Comité Federal, hace casi un mes.

El anuncio de Sánchez se realizó en una conferencia de prensa sin preguntas, tras haber entregado su acta de diputado en el Registro del Congreso. Pero los tiempos no dan para nombrar a un suplente, por lo que su sitio quedará vacío en el debate de investidura de la tarde del sábado.

Sánchez se quiebra al comunicar la renuncia

A Sánchez no le fue fácil comunicar su renuncia ante la prensa. En más de una oportunidad tuvo que detener su discurso y tomar aire, emocionado y con la voz quebrada. Durante su alocución de quince minutos, dijo "no iré contra mi partido ni contra mi posición".

La presentación de Sánchez se lee como el principio de su campaña para regresar a la dirección del PSOE. "A partir del lunes, cojo mi coche para recorrer de nuevo todos los rincones de España y escuchar a quienes no han sido escuchados", dijo. Y el mismo concepto lo transmitió luego por Twitter

 

 

El ex secretario general pidió a la gestora –que pronosticó su disolución a partir del lunes- que convoque a un congreso extraordinario ("los socialistas queremos votar", dijo), solicitó que no castigue a los diputados que votarán contra Rajoy, y que se mantenga la alianza "con el partido hermano" del PSC. Además, recordó al organismo presidido por Javier Fernández que "el reglamento (del partido) contempla el voto de conciencia".

El discurso de Sánchez también tiene abundantes críticas contra Mariano Rajoy, de quien dijo "algo va mal cuando se fuerza la salida de políticos honestos y se facilita la elección, como presidente de gobierno, de alguien manchado por la sombra de la corrupción".

Apoyos desde el socialismo vasco y catalán

Ni bien Pedro Sánchez comunicó su renuncia a su acta de diputado, varios dirigentes le enviaron su apoyo por la decisión tomada. Una de las más madrugadoras ha sido la secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia, quien lanzó por Twitter su respaldo:

 

 

El secretario general del PSC, Miquel Iceta, agradeció por las redes sociales el respaldo que dio Sánchez a la alianza entre el PSOE y los socialistas catalanes, y destacó el "honor, dignidad y coherencia" del ex diputado:

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad