Pedro Sánchez toma el relevo de la secretaria general del PSOE

stop

El nuevo secretario general afirma que tendrá "mano dura" con los casos de corrupción que salpican al partido

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez | EP

26 de julio de 2014 (21:12 CET)

Los socialistas de España tienen nuevo secretario general. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha proclamado este sábado por la tarde a Pedro Sánchez como máximo responsable del PSOE. El gesto, demuestra el poderío que tendrá el sur del Estado en la nueva etapa de la formación.

El político madrileño toma el testigo de Alfredo Pérez Rubalcaba con el compromiso de “hablar de todos los problemas de los españoles” y “justo del PSOE”. No ha habido votación de los delegados de la formación. Avala la proclamación y la cúpula que ha diseñado el resultado de las primarias del pasado 13 de julio. “El PSOE hace historia”, ha manifestado el nuevo líder, tras dar las gracias a todos los militantes que participaron en el proceso electoral interno.

Mano dura con la corrupciónn

El objetivo del partido es recuperar la confianza de los españoles. “No les defraudaremos”. Sánchez indica que se centrará en “recuperar” los votantes que han decidido dejar de confiar en el proyecto socialista, que se ha despeñado en los últimos comicios celebrados. “Les pedimos que nos escuchen. Que escuchen lo que pedimos, lo que proponemos y lo que hacemos”, ha manifestado.

El secretario general también ha lanzado un aviso al auditorio: “Tendré mano dura con la corrupción”. Unas palabras que llegan tras el seísmo provocado en el Estado de que uno de los políticos más influyentes de la democracia, el presidente de la Generalitat de Catalunya durante 23 años, Jordi Pujol Soley, confesara que había defraudado al fisco durante más de 30 años con patrimonio en paraísos fiscales.

Escándalos del PSOE

Este caso atañe a Convergència Democràtica, quien ya le ha señalado la puerta, pero el PSOE no se libra de escándalos de corrupción. El de los ERE de Andalucía es el más destacado. Hay otros igual de bochornosos para la formación. Sin ir más lejos, en Catalunya el ex alcalde de Sabadell, Manuel Bustos, tuvo que renunciar a todos sus cargos por la participación en el caso Mercurio.

Ahora, queda pendiente que las palabras de Sánchez no sean sólo eso, palabras.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad