El líder de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, en una comparecencia ante el Congreso el 19 de noviembre de 2020 | EFE/Mariscal/Archivo

Podemos dice al juez que el desvío de dinero no es de su "incumbencia"

stop

Los imputados por la presunta financiación irregular de Podemos defienden ante el juez que, de su parte, no hubo anomalías en la contratación de Neurona

Alessandro Solís

Economía Digital

El líder de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, en una comparecencia ante el Congreso el 19 de noviembre de 2020 | EFE/Mariscal/Archivo

Barcelona, 20 de noviembre de 2020 (17:36 CET)

De Neurona, a Unidas Podemos solo le importaba que realizara el trabajo para las campañas electorales de 2019, no lo que la cuestionada consultora mexicana hiciera con esos ingresos. Así lo han defendido los imputados por la presunta financiación irregular del partido morado este viernes ante al juez, desentendiéndose de la supuesta trama que sugiere que la mencionada empresa desvió casi 310.000 euros públicos a México.

Entre los imputados que han declarado este viernes ante el titular del juzgado de instrucción 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, está la mano derecha de Pablo Iglesias. Se trata de Juan Manuel del Olmo, director de comunicación de la vicepresidencia segunda y secretario de comunicación de la ejecutiva nacional de Podemos, por lo que tenía el control de las campañas de los distintos comicios de 2019.

Del Olmo ha desvinculado a la formación de cualquier sospecha sobre Neurona, una empresa de marketing político con experiencia en América Latina y vinculada a Juan Carlos Monedero, que se registró por primera vez en España poco antes de la campaña de las elecciones del 28 de abril y que sin apenas colaboradores en el país cobró del partido liderado por Iglesias más de 400.000 euros de gasto electoral.

El juez cree que los pagos de Podemos a Neurona "no tuvieron como finalidad el pago de servicio alguno prestado por dicha mercantil" para las elecciones, y sospecha que parte de ese importe podría haber sido usado para financiar el partido del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador. Del Olmo y los otros investigados sostienen que desconocen el paradero del dinero y que, en todo caso, no es su competencia.

El asesor estrella del departamento de Iglesias ha explicado al magistrado que la confianza en la profesionalidad de Neurona fue el motivo por el que contrató a la consultora, que firmó el contrato por Telegram y que Podemos no se ocupaba de las cuestiones internas de la empresa mexicana, sino de que cumpliera el contrato, lo que a su parecer hizo.

"Todas las denuncias han sido desmontadas"

La defensa de Podemos asegura que el cumplimiento de los contratos con Neurona ha quedado acreditado ante el juez este viernes. El abogado de la formación, Gorka Vellé, ha dicho que desconoce si Neurona ha realizado pagos a una empresa de México pero que, en cualquier caso, eso sería de la "incumbencia" de la consultora mexicana y no del partido.

"En cualquier caso, la administración de Neurona o quien pudiera haber tenido alguna disposición sobre esos dineros o cantidades serán los que tengan la incumbencia sobre esos dineros o servicios. Pero en lo que atañe a la entidad Podemos y a la realización de esos servicios, está más que acreditado en la causa", ha afirmado Vellé.

Además de la relación con Neurona y sus presuntas irregularidades en América Latina, la investigación también indaga si hubo irregularidades en la adjudicación de las obras de la nueva sede de Podemos en Madrid, licitadas por 650.000 euros pero adjudicadas por una cuantía doble, 1,3 millones. Los investigados han negado que fuese un desvío de dinero sino que las estimaciones iniciales siempre pueden varias.

Además de Del Olmo, tres cargos del partido declararon este viernes ante el juez: el responsable de finanzas, Daniel de Frutos; la gerente, Rocío Val; y la responsable de compras, Andrea Deodato. "Todas las denuncias han sido desmontadas", ha insistido el abogado Vellé en declaraciones a la prensa tras las declaraciones de los miembros de Podemos ante el juez.

Los abogados de Vox, que ejerce la acusación popular, piensan lo contrario. "El asunto cobra unos tintes más graves para Podemos", al acreditarse que "Neurona sigue siendo una empresa fantasma", ha dicho la abogada de la formación, Marta Castro.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad