La mano derecha de Pablo Iglesias, Juanma del Olmo, junto a Irene Montero y el líder de Podemos en un acto del partido en junio de 2018 | EFE/JCH/Archivo

Cerco a Podemos: el asesor estrella de Pablo Iglesias, imputado

stop

Un juzgado de instrucción imputa a la mano derecha de Iglesias en el Gobierno y a la gerente y el tesorero de Podemos por la financiación del partido

Alessandro Solís

Economía Digital

La mano derecha de Pablo Iglesias, Juanma del Olmo, junto a Irene Montero y el líder de Podemos en un acto del partido en junio de 2018 | EFE/JCH/Archivo

Barcelona, 11 de agosto de 2020 (13:13 CET)

El integrante del gabinete de Pablo Iglesias y mano derecha del vicepresidente segundo del Gobierno, Juan Manuel del Olmo, ha sido imputado por el juez de instrucción número 42 de Madrid en el marco de una recién inaugurada causa por la financiación de Podemos. También han sido llamados a declarar el próximo 20 de noviembre la gerente de la formación morada, Rocío Esther Val; el tesorero, Daniel de Frutos; y una trabajadora, Andrea Dedoto.

La declaración a finales de julio del exabogado de Podemos, José Manuel Calvente, ante el titular del citado juzgado, Juan José Escalonilla, precipitó la apertura de la causa. El letrado, cesado del partido a finales de 2019, aseguró ante el magistrado que Podemos ha tenido financiación irregular y ha asegurado en repetidas ocasiones que tuvo conocimiento de una presunta 'caja B' con irregularidades como "cobros bajo mano" y sobresueldos de hasta 1.000 euros.

Escalonilla tomó la decisión de crear una pieza a finales de julio, tras las declaraciones de Calvente; de la exresponsable legal de Podemos, Gloria Elizo (actual vicepresidenta tercera del Congreso); y Mónica Carmona, otra abogada despedida por el partido en diciembre. Entonces, el juez dictó las citaciones que ahora la misma formación confirma, a la vez que acusa al magistrado de buscar "un caso mediático que dure meses, aunque luego jurídicamente quede en nada".

Las cuentas sospechosas de Podemos

Juan Manuel del Olmo es actualmente el director de estrategia y comunicación de la vicepresidencia segunda de Derechos Sociales y Agenda 2030 que encabeza Iglesias. También es el secretario de comunicación en la ejecutiva nacional de Podemos y, por ende, ha sido el responsable de las campañas electorales de la formación. Es considerado uno de los colaboradores más cercanos de Iglesias, formando parte de la formación desde sus orígenes.

Además de las señaladas citaciones, el juez ha ordenado otras diligencias en el marco de esta causa, como por ejemplo requerir a Podemos abundante documentación que abarca desde la contabilidad hasta tablas de sueldo de los trabajadores, informó Europa Press. Adicionalmente, se ha citado a declarar el próximo 15 de septiembre como testigos de refutación tras la denuncia de Calvente a Elizo y Carmona.

La versión de Calvente es que él y Carmona estaban realizando una investigación interna por posibles irregularidades contables cuando Podemos les cesó. Gastos sin justificar o no previstos en los presupuestos del partido, así como algunos sobresueldos, dispararon las sospechas de los letrados. También tenían dudas sobre la contratación de la empresa Neurona para hacer un trabajo de consultoría y campaña de comunicación en las elecciones del 28-A.

Neurona, empresa vinculada al fundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, también está citada a declarar a través de su administrador, Elías Castejón Hernández, y Eduardo López Hernández, que figura como "persona de contacto" en un contrato con Podemos de cara al 28-A, un contrato que el mismo Tribunal de Cuentas ya puso en duda. Otra empresa del mismo entorno, ABD, también está dentro de las pesquisas del juez.

Calvente asegura que su denuncia no es contra Podemos como persona jurídica ni su escrito estaba dirigido contra personas concretas, sino que se ha limitado a relatar unos hechos presuntamente irregulares para que el juez investigue quiénes son los posibles autores. El abogado fue despedido tras ser denunciado por otra abogada del partido, Marta Flor, de acoso sexual y laboral; la denuncia ha sido archivada por otro juez en Madrid al no encontrar ningún indicio al respecto.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad