Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados, el 5 de diciembre de 2019. Foto: EFE/Zipi

Crisis interna en Podemos tras el cese de dos abogados

stop

Dos abogados acusan a Podemos de despedirles por investigar "irregularidades" y la formación rechaza las acusaciones

Barcelona, 05 de diciembre de 2019 (18:10 CET)

Una nueva crisis estalla en Podemos en plena negociación con Pedro Sánchez. La formación ha cesado a dos abogados, que le han acusado de incurrir en represalias por haber querido investigar "irregularidades financieras, en materia laboral y de limpieza en la realización de las consultas y primarias del partido", según afirmó la letrada despedida Mónica Carmona en una polémica carta este miércoles.

Carmona era la responsable de cumplimiento normativo del partido de Pablo Iglesias y trabajaba en el mismo equipo que el responsable de protección de datos José Manuel Calvente, el otro cesado. Tras la difusión de la carta de la abogada, Podemos ha acusado de presunto acoso sexual a Calvente, quien a su vez ha avanzado que presentará una querella por calumnias contra varios dirigentes del partido.

Este inoportuno cruce de reproches debilita a Podemos en un contexto delicado. Iglesias negocia con el PSOE un acuerdo de coalición que permitiría el debut de cargos del partido de izquierdas en la Moncloa. El propio secretario general de la formación previsiblemente ocupará una vicepresidencia en el próximo gabinete de Sánchez, toda vez que consigan ERC les apoye por pasiva o por activa.

Graves acusaciones

Hasta el momento, pesan dos graves acusaciones. Por un lado, los abogados afirman que hubo corrupción y venganza desde el partido. Y por el otro, Podemos asegura que Calvente tiene un expediente abierto por acoso sexual y laboral a una compañera. Este es el motivo, según los de Iglesias, del despido que le fue comunicado vía burofax el pasado lunes.

La dirección de Podemos ha informado de este expediente al abogado después de que se viralizó la carta de Carmona, que según dicen fuentes del partido a las agencias ha tomado por sorpresa a sus dirigentes, enfocados ahora mismo en sacar adelante el pacto con los socialistas. La carta de la letrada fue dirigida al consejo ciudadano estatal y filtrada por varios medios.

Ahora, Calvente ha acusado de "construir pruebas falsas" para justificar su despido a dirigentes como el secretario de organización Alberto Rodríguez, la diputada Ione Belarra y la gerente Rocío Val. Y ha insistido en que le han cesado por investigar las "corruptelas", "sobresueldos" e "indicios de criminalidad" en algunas actuaciones del partido y ha negado todos los hechos de los que se le ha acusado. 

Entre las acusaciones de los abogados a Podemos resalta la "manipulación de las primarias para beneficiar a determinados candidatos" o el incumplimiento de la normativa de protección de datos. La dirección morada los desmiente. "Ninguna de las acusaciones vertidas por esta persona a raíz de su cese tienen ningún fundamento. El partido está valorando las acciones legales pertinentes", indicaron fuentes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad