Vox ya pisa los talones al PP mientras el PSOE sigue creciendo, según el CIS

Los socialistas sacan 13,4 puntos al PP, mientras que Podemos pierde un 1,6% en intención de voto, según el barómetro de marzo del CIS

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado,d., y el líder de Vox, Santiago Abascal,iz., conversan durante la sesión constitutiva de la Cámara Baja. EFE/Ballesteros

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado,d., y el líder de Vox, Santiago Abascal,iz., conversan durante la sesión constitutiva de la Cámara Baja. EFE/Ballesteros

El barómetro de marzo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha detectado una subida de Vox en detrimento del PP cara a unas —aún hipotéticas— elecciones generales. Los de Santiago Abascal le pisan los talones a los de Pablo Casado con intenciones de voto respectivas del 15% y el 17,9%.

Se trata de la distancia más corta entre Vox y el PP registrada hasta ahora por el organismo público y también de la mayor intención de voto al partido de Abascal que haya detectado el CIS que dirige el socialista José Félix Tezanos. Pero el PSOE también sigue creciendo, según esta encuesta, pues ha pasado del 30,7% en febrero al 31,% en marzo.

Unidas Podemos ha sufrido un duro golpe, pues llevaba varios meses por encima de la barrera de los diez puntos y en marzo ha perdido esa ventaja al firmar una intención de voto del 9,6%, un 1,6% menos que en el barómetro de febrero. Esto significa que Vox ya tiene más de cinco puntos más que los morados, lo que también es inédito.



La encuesta se realizó entre el 1 y el 11 de marzo; es decir, antes de la sacudida política de la semana pasada, cuando las mociones de censura de Ciudadanos y PSOE en Murcia desataron el adelanto electoral en la Comunidad de Madrid y la dimisión de Pablo Iglesias del Gobierno central para concurrir a esos comicios, entre otros movimientos de calado.

Ciudadanos, estable

Después de las sucesivas crisis de Cs, el partido que lidera Inés Arrimadas había encontrado una suerte de estabilidad según los últimos sondeos del CIS. Tanto en los estudios de enero como de febrero, su estimación de voto era del 9,3%, lo que supondría una subida con respecto al 6,9% de los sufragios que arañó en las últimas elecciones generales.

Este nuevo barómetro señala que la formación naranja volvía a subir antes del drama en el que se ha sumido en la última semana, pasando del 9,3% al 9,5%. Se trata de la primera encuesta del CIS que recoge su intención de voto después del descalabro de las elecciones catalanas, puesto que el sondeo anterior se realizó la semana antes de esos comicios.

Por su parte, el PP había sufrido un declive en febrero, siempre según el CIS, pues ese mes firmó una estimación de voto del 18,8%, superándole el PSOE por casi 12 puntos después de que en enero el partido que preside Pablo Casado lograse recortar distancias con un 20,5% frente al 30,7% de los de Pedro Sánchez.

Esa ligera caída del PP venía aparejada de un crecimiento de Vox en febrero, que sumó seis décimas hasta el 13,6% de los posibles votos. Ahora, en marzo, Vox ha subido considerablemente mientras los populares han caído y alargado su distancia con los socialistas, lo que puede afectar la estrategia de la derecha ante las elecciones madrileñas del 4 de mayo.

Esquerra se debilita

El barómetro de marzo del CIS también revela un debilitamiento de los principales socios de Sánchez. Esquerra Republicana ha perdido tres décimas con respecto a febrero y su intención de voto se sitúa en el 3,2%, mientras que Junts per Catalunya sube por dos décimas hasta el 1,5%. El PNV también suma dos décimas hasta el 1,7%.

Por su parte, según Tezanos, Más País ha cogido fuerza, pues ha pasado de una estimación de voto del 1,7% en febrero al 2% en marzo. EH Bildu sube dos décimas hasta el 1% de los sufragios si las elecciones fueran hoy y si el CIS reflejase la voluntad del electorado, mientras que la CUP retrocede una décima hasta el 0,8%.