Podemos pisa los talones al PP y se coloca como segunda fuerza

stop

SONDEO DEL CIS

Barómetro CIS enero 2015

Barcelona, 04 de febrero de 2015 (13:15 CET)

Queda mucho partido por delante. Unas elecciones autonómicas y municipales en mayo, y largos meses para comprobar si la recuperación económica se consolida. Pero la tendencia que marcan los sondeos es tozuda. El barómetro del CIS, correspondiente al mes de enero, acaba de mostrar que Podemos sigue ascendiendo, y que se coloca como segunda fuerza política en toda España, con el 23,9% de los votos, justo por detrás del PP, que sigue perdiendo apoyos, y que ganaría las elecciones con el 27,3%.

La formación que lidera Pablo Iglesias obtendría 1,7 puntos más que el PSOE, que se quedaría como tercer fuerza, con el 22,2%, seis puntos por debajo de los resultados de las elecciones generales de 2011, cuando logró el 28,73% y 110 diputados. Los socialistas tienen recorrido, pero el resultado que marca ahora el CIS es inferior al que obtuvieron en las europeas, cuando alcanzaron sólo el 23%, con la irrupción de Podemos.

¿El peor resultado para el PSOE y el mejor para el PP?


Ese resultado podría ser el peor para el PSOE, porque, según los expertos consultados, le dejaría en manos del PP. Si el partido conservador necesita apoyos –la mayoría absoluta parece una posibilidad muy remota-- requerirá el apoyo de los socialistas. Y ese acuerdo está más cerca si el PSOE queda en tercer lugar, que si alcanza la segunda posición.
En el caso de Podemos se da una circunstancia. El partido de Pablo Iglesias, que demostró su fuerza el pasado fin de semana con la concentración en Madrid, lograría el 23,9% de los votos, con lo que superaría por primera vez al PSOE tanto en intención directa de voto, como en estimación final del voto.

En el anterior barómetro, elaborado en octubre, Podemos había superado al PSOE en intención directa de voto, un 17,6%, frente al 14,3%. Pero, tras la cocina pertinente, el PSOE mantenía el segundo lugar tras el PP, con el 23,9%, mientras que Podemos se quedaba con el 22,5%.

Movimiento de fondo que se consolida


En cambio, ahora, cuando se pregunta directamente a quién votaría, y tras calcular el voto final, con el recuerdo de voto, Podemos supera al PSOE en los dos capítulos.

En el caso del PP, los conservadores no acaban de frenar la caída que han ido experimentando desde las elecciones de 2011. Ganaría las elecciones con el 27,3%, con dos décimas menos de apoyo que en el barómetro de octubre, que suponía un cierto avance respecto a las elecciones europeas. Sin embargo, no llega al 32,1% de los votos que registró el barómetro del CIS de hace un año, y queda lejos del 39,94% de las generales

Queda partido, pero hay un movimiento de fondo entre los electores y una dinámica propia: el PP va perdiendo apoyo, de forma muy ligera, mientras Podemos se acerca, y el PSOE no acaba de dar el salto.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad