La ministra de Igualdad, Irene Montero, encabeza las críticas por la aproximación del PSOE a Ciudadanos

Podemos pone en crisis la coalición con el PSOE

stop

Irene Montero, tras la reunión de la vicepresidenta con Cs: "Cumplir el acuerdo de gobierno implica cuidar la mayoría parlamentaria que lo hizo posible"

Barcelona, 03 de agosto de 2020 (17:30 CET)

El gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos se agrieta. Y lo hace porque el PSOE está apostando decididamente por Ciudadanos como socio preferente en contra de lo que desea Pablo Iglesias, partidario de continuar la legislatura de la mano de ERC y Bildu.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, se ha reunido este lunes con una comitiva de Ciudadanos con el propósito de acordar nuevas medidas relacionadas con la pandemia. Y la cita ha irritado enormemente a Unidas Podemos, que ni ha contado con representación en ella ni está conforme con dar la espalda al llamado bloque de investidura (léase ERC y Bildu).

La ministra de Igualdad y destacada dirigente de Podemos, Irene Montero, no se ha mordido la lengua: "Quien mira hacia la derecha no es el Gobierno, sino una parte de él. Cumplir el acuerdo de gobierno implica cuidar la mayoría parlamentaria que lo hizo posible".

Al ataque contra el PSOE también se ha unido el portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, que ha dejado claro que las conversaciones llevadas a cabo por la vicepresidenta Calvo con Cs no comprometen a su formación: "Cada partido y cada ministro/a se reune con quien considera, pero las relaciones Gobierno-partidos las establece la coalición de Gobierno, no una parte unilateralmente".

El PSOE no representa a Podemos

Y ha añadido en este sentido: "Ciudadanos tiene todo el derecho a reunirse con el PSOE y no con Unidas Podemos. Pero los acuerdos que alcancen solo comprometen al PSOE".

El dirigente de Unidas Podemos ha aprovechado en este punto para recordar que "Ciudadanos gobierna en varios territorios con el PP gracias al apoyo de Vox". "Respetamos que el PSOE quiera cambiar de aliados, pero no parece sensato hacerlo", ha subrayado Echenique.

La postura de Montero y de Echenique muestra hasta qué punto existe una división estratégica en el gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

El presidente del Gobierno es partidario de profundizar las alianzas con Ciudadanos de cara a la negociación de los presupuestos generales del estado, mientras que Iglesias defiende recomponer la relación con ERC y Bildu.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad