stop

El PSOE perdería un punto respecto al 26-J, aunque el PP tendría una sangría mayor, de siete puntos y medio

Barcelona, 02 de julio de 2017 (11:55 CET)

Ni bien asumió la secretaría del PSOE Pedro Sánchez quiso demostrar que se cumpliría el lema del congreso del partido, que decía “Somos la izquierda”. Pero su acercamiento con Podemos y la abstención al tratado de libre comercio con Canadá (CETA) no le reportan resultados electorales. Según una encuesta de Metroscopia el PSOE perdería un punto en intención de voto, al pasar del 22,8% de junio al 21,6% actual.

Como en los últimos meses, el PP sería el partido ganador en unas hipotéticas elecciones aunque a costa de sufrir un importante descenso de votos. El partido de Mariano Rajoy lograría el 25,5% de sufragios, aunque con una pérdida de siete puntos y medio respecto a los resultados del 26 de junio –en los que consiguió un 33%-, precisa la encuesta publicada en El País. Ante la ausencia de elecciones a un corto plazo, la recuperación económica pasa a un segundo plano y el PP es golpeado con mayor impacto por los casos de corrupción que le rodean.

Unidos Podemos logra un ligero ascenso en la intención de votos, al obtener un 20,6% (1,4 puntos por encima del 26-J), y Ciudadanos saca rédito de la estrategia política de Albert Rivera, ya que captura un aumento de seis puntos respecto al año pasado, al subir del 13,1% al 18,8%.

Precisamente Rivera es el líder política con más valoración positiva entre sus electores (87%), seguido por Rajoy (76%), Iglesias (69%) y Sánchez (64%).

Sólo el 12% de los catalanes cree que la independencia será realidad

Otra encuesta, esta vez realizada por GAD 3 para La Vanguardia, precisa que sólo el 11,9% de los catalanes cree que el proceso independentista tendrá éxito. En el sondeo, más de la mitad de los encuestados (54%) participaría en un referéndum. En cuanto a qué elegiría, el 42,5% apoyaría la independencia frente a un 37,6% que votaría en contra.

Pero si hubiera referéndum, un 58,4% cree que la convocatoria debería consensuarse con el Gobierno central, frente al 37,8% que se muestra partidarios de hacerlo de forma unilateral.

Pero pocos creen que la consulta llegará a buen puerto. El 28,7% cree que el Tribunal Constitucional la anulará y el gobierno catalán convocará nuevas elecciones, un 28,5% considera que Madrid y Barcelona negociarán una solución intermedia y el 17,4% sostiene que se prohibirá la consulta y se intervendrá la autonomía catalana.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad