El Gobierno fulminará a la delegada de la Generalitat en Bruselas. En la imagen, los exconsejeros Lluís Puig, Clara Ponsatí (centro) y Meritxell Serret (derecha), durante una comparecencia en Bruselas. | EFE

Puig, Ponsatí y Serret preparan la renuncia al acta de diputado

stop

El ex presidente Carles Puigdemont entrega las credenciales para ser diputado a diferencia de tres de los ex consejeros fugados con él a Bruselas

Economía Digital

El Gobierno fulminará a la delegada de la Generalitat en Bruselas. En la imagen, los exconsejeros Lluís Puig, Clara Ponsatí (centro) y Meritxell Serret (derecha), durante una comparecencia en Bruselas. | EFE

Barcelona, 09 de enero de 2018 (14:51 CET)

Las filas independentistas se mueven. Si este martes el diputado de ERC y ex consejero de Justicia, Carles Mundó, anunció la renuncia a su escaño en el Parlamento catalán, tres de los ex consejeros fugados a Bruselas con Carles Puigdemont preparan el terreno para seguir los pasos del político vicense y garantizar la investidura. Lluís Puig, Clara Ponsatí y Meritxell Serret todavía no han entregado las credenciales de diputado en el hemiciclo.

Junts per Catalunya registró la mañana del martes la acreditación de todos los electos a excepción de las de Lluís Puig, ex consejero de Cultura, y Clara Ponsatí, ex consejera de Enseñanza. El mismo camino siguió ERC, que tampoco libró la de Meritxell Serret, ex consejera de Agricultura.

La ausencia de las credenciales no significa que hayan renunciado ya al acta de diputado obtenida en los comicios autonómicos del 21-D. Es un indicio de que asumen la imposibilidad de votar en la investidura. Se preparan para hacer correr la lista y que los nuevos electos sí puedan asistir a la sesión.

En cambio, el propio Carles Puigdemont y el ex consejero de Sanidad, Toni Comín, en idéntica situación, sí han presentado las acreditaciones necesarias. De no poder votar vía telemática, la mayoría independentista quedaría en el alambre de 68 diputados, el mínimo para garantizar un presidente secesionista.

Por ello, los tres diputados electos encarcelados sí han presentado las credenciales. A pesar de estar encerrados en las prisiones de Estremera y Soto del Real, el ex vicepresidente, Oriol Junqueras (ERC), el ex consejero de Interior, Joaquim Forn (JxCat), y el presidente de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sànchez (ERC), disfrutarían de permisos para acudir a las votaciones en el Parlamento.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad