El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunió con Carles Puigdemont en 2016. EFE/Toni Albir

Puigdemont acorrala a Sánchez: prepara al Pdecat para dejarle en minoría

stop

Carles Puigdemont presiona al Pdecat en el Congreso para retirar el decisivo apoyo a Pedro Sánchez

Barcelona, 24 de julio de 2018 (09:41 CET)

La renuncia de Marta Pascal augura dificultades para Pedro Sánchez. El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, aprovechará su recuperado control del Pdecat para influir en el grupo parlamentario en el Congreso y presionar al Ejecutivo si no se pliega a sus demandas. Si los ocho diputados neoconvergentes fueron clave para que saliera adelante la moción de censura que llevó al líder del PSOE a La Moncloa, ahora estos mismos diputados pueden convertirse en un quebradero de cabeza para el Gobierno.

La advertencia la planteó este lunes Míriam Nogueras, diputada del Pdecat en el Congreso y número dos del partido por orden de Puigdemont, formando tándem con David Bonheví. La dirigente advirtió de que el Gobierno tendrá ahora "más difícil" contar con el apoyo de su formación en la Cámara Baja porque hasta ahora el partido no se había coordinado. Preguntada sobre quién tomaría las decisiones en Madrid, Nogueras respondió: "Nos coordinaremos y las tomaremos todos juntos". Una respuesta que sugiere que Puigdemont tiene vía libre para presionar a Sánchez. 

La portavoz del gobierno catalán, Elsa Artadi, que rompió el carnet del Pdecat, defendió la necesidad de que la que fue su formación endurezca su posición frente al PSOE en el Congreso. "Pedro Sánchez no podría ser presidente sin el apoyo del Pdecat y eso se traslada en que sus votos son cruciales y se tienen que hacer valer, siendo coherentes con las relaciones entre Cataluña y el Estado", alertó. 

Sánchez necesita al Pdecat para RTVE y el techo de gasto

Esta misma semana el Gobierno afronta dos votaciones cruciales en el Congreso. El viernes se votará el techo de gasto para 2019, un 4,4% superior que el de este año y que implica 400 millones más de inversiones en Cataluña. Es el paso previo para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado del año próximo.

Además, la Cámara Baja refrendará el nombramiento de Rosa María Mateo como administradora única de RTVE. Con la nueva dirección del Pdecat alineada con Puigdemont, es una incógnita si el Pdecat sumará sus votos a la mayoría que sostiene a Sánchez, formada por Unidos Podemos, PNV, ERC, Compromís y Nueva Canarias.

Ante el giro de los neoconvergentes, surgen voces en el Gobierno que abogan por convocar elecciones anticipadas si la retirada de apoyo por parte del Pdecat hace embarrancar la legislatura, según El Confidencial. En público, el Ejecutivo transmite optimismo. La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, reclamó este lunes que los cambios "no afecten al proceso de diálogo" abierto por el gobierno de Sánchez con el presidente de la Generalitat, Quim Torra. Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, confió en que el Pdecat "no es escore hacia espacios imposibles".

En este contexto, este lunes se celebró en Madrid una reunión entre Batet y el consejero catalán de Exteriores, Ernest Maragall, para preparar el primer encuentro de la comisión bilateral entre la Generalitat y el Estado. Maragall insistió en incluir en la agenda el referéndum y los políticos presos, una petición que rechaza el Gobierno.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad