El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, pocos meses después de haber asumido el cargo. / EFE-JB

Puigdemont contempló una Cataluña como paraíso fiscal

stop

Papeles de la Generalitat demuestran que el gobierno de Puigdemont consideró el diseño de una Cataluña con "ventajas fiscales como Suiza y Andorra"

Economía Digital

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, pocos meses después de haber asumido el cargo. / EFE-JB

Barcelona, 06 de octubre de 2018 (14:14 CET)

No pertenecer a la Unión Europea (UE) nunca fue una opción, según la versión oficial de la Generalitat. Pero, en realidad, el gobierno de Carles Puigdemont sí que contempló el escenario de una Cataluña extramuros de la UE y su posible conversión en paraíso fiscal, al estilo de Suiza o Andorra.

Un documento incautado en los despachos del exsecretario de Hacienda, Lluís Salvadó, demuestra que el independentismo contempló seriamente esta posibilidad ante la negativa de la UE a aceptar a Cataluña como estado independiente. 

Si la UE no cedía, Cataluña "pertubaría la intregración europea"

Salvadó guardaba un borrador sobre la creación del Banco Central Catalán y de una ley para regularlo, en el que contemplaba la opacidad.

El Govern ya sabía que, pese a su deseo de integrar a la república catalana en la UE, las autoridades comunitarias no iban a aceptarlo. "Se podría perturbar el proceso de integración europea y se podría ofrecer opacidad y ventajas fiscales como Suiza y Andorra", dice el informe de la Generalitat, confiscado por la Guardia Civil en septiembre de 2017 y difundido por Europa Press.

La Generalitat descartaba de cara a la galería la fuga de depósitos alegando que el proceso de transición sería ordenado y sin tensiones con el argumento de que a nadie le interesaría lo contrario porque la inestabilidad afectaría también al resto del eurosistema. "Parece que (los riesgos) no fueron evaluados convenientemente", agrega la Guardia Civil en su informe.

El instituto armado también recalca que el documento responsabiliza a todos los actores en cuestión, en especial a las entidades de crédito, algo que "resulta sorprendente por cuanto fueron los responsables independentistas quienes con sus actos provocaron la pérdida de confianza de una parte importante de los ciudadanos y de las entidades empresariales, con las consecuencias ya conocidas".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad