Carles Puigdemont y Quim Torra durante una rueda de prensa en Bruselas (Bélgica). Efe

Puigdemont ignora el liderazgo de Quim Torra

stop

El expresidente catalán empequeñece el papel del Govern de Torra en el 'procés' y asegura que hay una división entre los independentistas

Barcelona, 01 de abril de 2019 (21:10 CET)

Carles Puigdemont ha reconocido que existen "problemas" de liderazgo en el independentismo. Y no sólo eso. En una entrevista en el diario argentino Clarín, el expresidente de la Generalitat subraya hay un liderazgo que continúa "intacto", que es "el liderazgo de la sociedad civil", y obvia en todo momento la figura del actual presidente de la Generalitat, Quim Torra

Al ser preguntado sobre quién lidera el procés, la respuesta del presidente es etérea y poco concreta. El origen del independentismo, asegura, es la sociedad civil y los políticos "van detrás", sin mencionar tampoco a Torra en este punto. Puigdemont no concede al president ningún protagonismo en sus pequeñas batallas, sea por las  pancartas o por los lazos amarillos.

De hecho, la principal tesis del líder huido acerca de los liderazgos se limita a constatar "la división entre los actores políticos", que considera la principal debilidad del soberanismo catalán. Según el expresident, falta unidad, estrategia y fuerza política para afrontar el reto que supone la independencia.

Unas cualidades que, pese a la inhabilidad del ejecutivo catalán, parecen presentes, sigue Puigdemont, "en el pueblo catalán". El eurocandidato de Junts per Catalunya niega la versión que, asegura, se ofrece desde el estado español: la de unos medios que controlan el discurso de la población "y del lavado de cerebro a miles de personas de algo equivocado". "Es el pueblo catalán que nos empuja a tomar decisiones", sostiene. 

Otra flaqueza de los independentistas es que el conflicto ha evolucionado y es ahora "claramente europeo, internacional" en el que el pueblo catalán debe abordar el derecho a la autodeterminación, desde una posición minoritaria en España (los catalanes son solo el 16% de la población). 

Puigdemont acusa al Parlament de no haberle investido

En la entrevista, en su casa de Waterloo, el expresidente catalán se lamenta de no poder volver a su tierra. Y responsabiliza de ello no sólo a las instituciones del Estado, sino también al Parlament de Cataluña. Al primero, por suspenderle de sus cargos como diputado de la cámara y al segundo por no forzar su teleinvestidura.

Ahora, pide a los catalanes que le voten en las elecciones europeas para hacerse con la inmunidad y poder volver. Aquí es donde vuelve a brotar la duda sobre su inmunidad política si es elegido como eurodiputado en las próximas elecciones del 26-M. Puigdemont confía en la Unión Europea y asegura que "hay que discutir si es obligatorio o no" regresar a España para jurar su acta. 

Pese a insistir repetidamente en que se encuentra dentro de la regularidad y puede circular libremente por Europa, Puigdemont se enfrenta a un nuevo bache en sus andares: en febrero de 2020 caduca su DNI y algo más tarde, su pasaporte. Y deberá pisar territorio español si quiere reafirmarse como ciudadano de la UE. 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad