El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont y el actual responsable del Ejecutivo catalán, Quim Torra (d), durante una rueda de prensa tras la reunión de Junts per Catalunya este lunes en el hotel Marivaux de Bruselas, Bélgica. EFE/Ste

Puigdemont ignora el liderazgo de Quim Torra

stop

El expresidente catalán empequeñece el papel del Govern de Torra en el 'procés' y asegura que hay una división entre los independentistas

Anna Pujol

El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont y el actual responsable del Ejecutivo catalán, Quim Torra (d), durante una rueda de prensa tras la reunión de Junts per Catalunya este lunes en el hotel Marivaux de Bruselas, Bélgica. EFE/Ste

Barcelona, 01 de abril de 2019 (21:10 CET)

Carles Puigdemont ha reconocido que existen "problemas" de liderazgo en el independentismo. Y no sólo eso. En una entrevista en el diario argentino Clarín, el expresidente de la Generalitat subraya hay un liderazgo que continúa "intacto", que es "el liderazgo de la sociedad civil", y obvia en todo momento la figura del actual presidente de la Generalitat, Quim Torra

Al ser preguntado sobre quién lidera el procés, la respuesta del presidente es etérea y poco concreta. El origen del independentismo, asegura, es la sociedad civil y los políticos "van detrás", sin mencionar tampoco a Torra en este punto. Puigdemont no concede al president ningún protagonismo en sus pequeñas batallas, sea por las  pancartas o por los lazos amarillos.

De hecho, la principal tesis del líder huido acerca de los liderazgos se limita a constatar "la división entre los actores políticos", que considera la principal debilidad del soberanismo catalán. Según el expresident, falta unidad, estrategia y fuerza política para afrontar el reto que supone la independencia.

Unas cualidades que, pese a la inhabilidad del ejecutivo catalán, parecen presentes, sigue Puigdemont, "en el pueblo catalán". El eurocandidato de Junts per Catalunya niega la versión que, asegura, se ofrece desde el estado español: la de unos medios que controlan el discurso de la población "y del lavado de cerebro a miles de personas de algo equivocado". "Es el pueblo catalán que nos empuja a tomar decisiones", sostiene. 

Otra flaqueza de los independentistas es que el conflicto ha evolucionado y es ahora "claramente europeo, internacional" en el que el pueblo catalán debe abordar el derecho a la autodeterminación, desde una posición minoritaria en España (los catalanes son solo el 16% de la población). 

Puigdemont acusa al Parlament de no haberle investido

En la entrevista, en su casa de Waterloo, el expresidente catalán se lamenta de no poder volver a su tierra. Y responsabiliza de ello no sólo a las instituciones del Estado, sino también al Parlament de Cataluña. Al primero, por suspenderle de sus cargos como diputado de la cámara y al segundo por no forzar su teleinvestidura.

Ahora, pide a los catalanes que le voten en las elecciones europeas para hacerse con la inmunidad y poder volver. Aquí es donde vuelve a brotar la duda sobre su inmunidad política si es elegido como eurodiputado en las próximas elecciones del 26-M. Puigdemont confía en la Unión Europea y asegura que "hay que discutir si es obligatorio o no" regresar a España para jurar su acta. 

Pese a insistir repetidamente en que se encuentra dentro de la regularidad y puede circular libremente por Europa, Puigdemont se enfrenta a un nuevo bache en sus andares: en febrero de 2020 caduca su DNI y algo más tarde, su pasaporte. Y deberá pisar territorio español si quiere reafirmarse como ciudadano de la UE. 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad