El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont

Carles Puigdemont está en peligro (según su abogado)

stop

Gonzalo Boye: "Me preocupa más la seguridad personal de Puigdemont que los litigios pendientes o la división política"

Barcelona, 13 de septiembre de 2019 (17:55 CET)

La situación de Carles Puigdemont cambiará dentro de pocas semanas, ya que sus abogados están convencidos de que el juez Pablo Llarena activará la tercera euroorden de detención del expresident de la Generalitat. Lo hará, según sus previsiones, una vez el Tribunal Supremo dé a conocer la sentencia del procés, prevista para la primera quincena de octubre.

Gonzalo Boye, uno de los abogados de Puigdemont, ya se ha puesto en este escenario. Sabe que en esta ocasión la euroorden no podrá ser retirada, a diferencia de las dos anteriores, sino que deberá llegar hasta el final. "El Tribunal Supremo se basará en la sentencia ya firme sobre estos hechos", asumió Boye en un artículo publicado en elnacional.cat en el que vaticina una "batalla jurídica de nivel".

Pero, al parecer, la situación jurídica del expresident no es lo que más preocupa a su abogado, ya que, en realidad, lo que más le inquieta es que Puigdemont podría estar en peligro. "Me preocupa más, por ejemplo, la seguridad personal del presidente Puigdemont -de la que nadie quiere hablar- que los litigios pendientes o la división entre los políticos y como esto pueda afectar estos pleitos", dijo Boye.

El abogado de Puigdemont y la condena de Junqueras

El abogado también se refirió a la inminente sentencia del Supremo que dictará la suerte de Oriol Junqueras y de los otros once dirigentes encausados. Boye dio por hecha la condena y distinguió entre el cumplimiento de las penas en régimen de primer grado (aislamiento), segundo grado (vida normal en prisión) y tercer grado (semilibertad). 

Según Boye, "lo lógico es que todos sean clasificados en segundo grado y que, sobre esta base, se estructure el tratamiento", es decir, se acuerde en qué centro penitenciario deben cumplir sus penas. El asunto preocupa a las defensas de los dirigentes independentistas porque temen que Junqueras y el resto de encausados acaben reclusos en prisiones fuera de Cataluña.

"El centro penitenciario al que se destina un preso es una decisión no recurrible ante el juez de vigilancia penitenciaria al entenderse que es una competencia exclusiva de Instituciones Penitenciarias y, por tanto, esta es la batalla que hará falta librar para intentar que todos cumplan su pena en prisiones catalanas", dijo el abogado de Puigdemont.

Finalmente, Boye lanzó un llamiento a la unidad del movimiento independentista. "Lo que está en juego es mucho y, por eso, cada día resulta más necesario que nunca centrarse en el colectivo y postergar el partidismo. Entregaremos una serie de batallas muy complejas que afectan a muchos y los que llevamos la responsabilidad jurídica no podemos estar pendientes de si son de uno u otro partido. Cuanto más unidos estén, más fácil será defenderlos", afirmó.

 

 

Hemeroteca

Carles Puigdemont
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad