El presidente del Parlament, Roger Torrent (ERC). EFE

Puigdemont expone el Parlament a la vía penal

stop

La tozudez de Carles Puigdemont con mantener su acta de diputado pese al auto de Llarena amenaza con desencadenar un proceso penal contra Roger Torrent

Barcelona, 18 de septiembre de 2018 (14:23 CET)

El Parlament de Cataluña atraviesa una situación inédita y la oposición ha dicho basta. La tozudez de Carles Puigdemont, empeñado en conservar su acta de diputado pese a la suspensión decretada por el juez Pablo Llarena, puede acabar con el procesamiento por la vía penal del presidente del Parlament, Roger Torrent. Así lo ha advertido esta misma mañana el vicepresidente de la Cámara, José María Espejo Saavedra (Cs).

El pasado mes de julio, el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena suspendió el acta de diputado a seis de los dirigentes encarcelados y huidos (Carles PuigdemontOriol Junqueras, Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva y Jordi Sànchez), pero la mayoría soberanista se niega a sustituirlos. La consecuencia es que el Parlament no celebra un pleno desde el pasado mes de julio y no lo hará, como pronto, hasta el mes de octubre.

Junts per Catalunya y ERC son incapaces de llegar a un acuerdo respecto al "traje a medida" que los soberanistas quieren confeccionar a Puigdemont en el Parlament y la oposición ha estallado este martes después de una tormentosa reunión de la junta de portavoces. Tampoco el gobierno de la Generalitat es capaz de imponer solución alguna, a pesar de que se juega, nada más y nada menos, que el sostén parlamentario.

El PSC fue quien encendió la mecha y Ciudadanos quien redondeó la denuncia con una inusual intervención del vicepresidente del Parlament, José María Espejo Saavedra. "No es normal lo que pasa en el Parlament. El presidente de la cámara, Roger Torrent, mantiene amordazados a los diputados de la oposición. Torrent no quiere que los diputados que representan a los ciudadanos no separatistas puedan expresarse, quiere callar a media Cataluña, pero no lo conseguirá", ha denunciado. Y, a continuación, ha advertido que su partido no dudará en emplear la "vía penal" si es necesario.

El Parlament ignora el auto 

Antes de la intervención de Espejo, la portavoz del PSC, Eva Granados, denunció la situación actual. "Los diputados de la mayoría soberanista no pueden decidir qué parte del auto del juez Llarena aplican y qué parte no. Si no cobran no votan hasta que los seis diputados no sean sustituidos. Nosotros queremos que sean sustituidos pero la mayoría independentista no", ha afirmado 

Lo cierto es que la incapacidad de Junts per Catalunya y ERC para relevar a los 6 diputados mencionados está generando una situación insostenible, puesto que se están produciendo situaciones de empate en las comisiones que sólo puede decantar un pleno que sigue en barbecho. "El Parlament está paralizado y en quiebra", ha sentenciado Granados.

Los socialistas se preparan para pedir una petición de "reconsideración a la Mesa" para que todas las reuniones de las comisiones que acaban con empate en suspenso hasta que Junts per Catalunya y ERC sean capaces de acordar su relevo. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad