Puigdemont impondrá una tasa a los refrescos azucarados

stop

Junts pel Sí y la CUP negocian la implantación del gravamen, en línea con las recomendaciones de la OMS

Una botella de Coca-Cola.

Barcelona, 20 de octubre de 2016 (09:32 CET)

Puigdemont prepara una tasa para las bebidas azucaradas. Según adelanta El Periódico, Junts pel Sí y la CUP negocian incorporar este gravamen que ya se estudió implantar en 2012. La tasa sigue las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que recomendó imponer una tasa del 20% a los refrescos para penalizar el alto contenido en azúcar de estas bebidas.

Dinamarca, Finlandia, Hungría, México, Francia y Reino Unido cuentan con impuestos sobre los refrescos azucarados. En las islas británicas, donde la medida se implantó en marzo, el gravamen puede alcanzar los 25 peniques por litro, según la cantidad de azúcar presente en cada bebida. Cuando se anunció la tasa, la patronal española del sector la tachó de "injusta" al no afectar a otras bebidas azucaradas como los zumos industriales.

La OMS recomienda que los azúcares añadidos ingeridos no superen el 5% del total de calorías consumidas a lo largo del día. Es decir, cada persona debería tomar como máximo 25 gramos de azúcar al día, que equivalen a cinco cucharillas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad