Puigdemont, en una imagen de archivo. EFE

Puigdemont quiere otro referéndum dentro de un año

stop

El expresidente de la Generalitat propone una nueva votación como respuesta a la sentencia del Tribunal Supremo sobre el "procés"

Madrid, 17 de septiembre de 2019 (10:47 CET)

 Carles Puigdemont tiene una propuesta para dar respuesta a la sentencia del Tribunal Supremo para cuando este haga público su fallo sobre el 'procés': convocar un referéndum para el año 2020. La idea de un nuevo 1 de octubre ya está sobre la mesa y pasa por que la Generalitat intente pactar la consulta primero y luego organizarla aunque no haya acuerdo, lo que permitiría alargar la legislatura catalana.

La iniciativa ha sido recibida con escepticismo por el resto del soberanismo, según una información de El Confidencial. Al parecer, ERC ha rechazado el plan, ya que supone volver a la idea de unilateralidad, al igual que Artur Mas y la vieja guardia del PDeCAT,  

La última iniciativa de una propuesta de diálogo hecha por el Consell per la República encaja con este plan. Primero ofrecen diálogo y, ante una negativa activan el plan de cualquier manera. 

Puigdemont y la respuesta Tribunal Supremo

Quim Torra abrió en junio una ronda de conversaciones con los partidos y entidades para pactar una respuesta política a la sentencia del Tribunal Supremo

Sin embargo, esta idea de Puigdemont de impulsar un nuevo referéndum no ha gustado a nadie. La mayor parte de los 'consellers' están en contra. Tampoco la apoya ERC, que considera que ese es el camino para volver a enviar gente a la cárcel, según han explicado fuentes de esta formación. Incluso hay oposición en sectores del Consell per la República, los más cercanos a la CUP, que consideran que no tiene sentido proponer un nuevo referéndum. 

La posición de ERC pasa por organizar un "parón", es decir, una huelga. La portavoz de Esquerra Repbublicana (ERC), Marta Vilalta, ya ha transmitido que el partido valora positivamente la opción de organizar un "parón de país" como respuesta a la sentencia del Tribunal Supremo (TS) sobre los presos catalanes.

Vilalta defiende que la contestación a la sentencia sea a cuatro bandas: institucional, social, jurídica e internacional. "Habrá que salir a la calle, movilizarnos, protestar y utilizar la herramienta de la desobediencia civil". 

Hay que tener en cuenta que, ante una repetición de las elecciones generales el próximo 10 de noviembre, la carrera electoral de los independentistas por ser decisivos en el Congreso neutraliza cualquier respuesta unitaria, como mínimo, hasta que haya pasado esa convocatoria a las urnas. 

 

Hemeroteca

Carles Puigdemont
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad