Puigdemont se escuda en promesas para defender sus primeros cien días

stop

El presidente de la Generalitat ha desgranado 750 medidas y ha destacado el plan social, que todavía no es una realidad

Los consellers Romeva, Munté y Junqueras junto a Puigdemont. / EFE

Barcelona, 19 de abril de 2016 (13:44 CET)

El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, celebró este martes sus cien primeros días de Govern empeñado en demostrar que han sido fructíferos. Algo que contrasta con su acción ejecutiva, marcada por inauguraciones y promesas vacías de contenido, como ha destacado toda la oposición.

Como respuesta, Puigdemont presentó en su discurso 750 medidas concretas, 79 objetivos prioritarios y 20 ámbitos de actuación. También se ha marcado el objetivo de aprobar 45 leyes en tan solo 15 meses, que es el tiempo que calculan que queda de legislatura, obviando que para ello necesitarían el apoyo sin fisuras de la CUP. 

En síntesis, el presidente de la Generalitat insistió en que es compatible el plan de choche social con la creación de estructuras de estado. Sin embargo, en más de tres meses, Puigdemont sólo ha hecho dos anuncios más o menos concretos, aunque de muy poca enjundia, como analiza Economía Digital.

El 5 de marzo, en una visita al Pallars Sobirà prometió la creación de una Dirección General de Políticas de Montaña, y un día antes aseguró que el presupuesto de la Generalitat para este año contendrá una dotación para mejorar la carretera C-14 que pasa por ela Seu d'Urgell. El president ha hecho algunas promesas más, pero vacías de contenido.

Un plan social por aprobar

Por lo que se refiere al plan social, Puigdemont aseguró que los presupuestos catalanes para 2016, que aún no se han aprobado, "blindarán" las partidas sociales. De sus palabras se desprende que hace caso omiso a las peticiones del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro

Destacó que se incrementará la dotación para las becas comedor y que se abordará un plan para reducir las listas de espera de los centros sanitarios. La puesta en marcha del impuesto para gravar las viviendas vacías ha supuesto hasta ahora unos ingresos de 11 millones de euros cuando la previsión era alcanzar tan los ocho millones.

En este campo, la Generalitat anuncia un convenio con entidades financieras para el uso de vivienda social. Otro de los aspectos destacados será la atención a los refugiados.

Los ejes de su reunión con Rajoy

Sobre la reunión de mañana con Mariano Rajoy, Puigdemont indicó que, por cortesía, no avanzará el contenido de las propuestas que le trasladará, pero confirmó que girarán en torno a cuatro ejes: el primero, las relaciones entre Cataluña y España; segundo, los derechos básicos, donde incluyó desde la acogida de refugiados al techo de déficit para la Generalitat; tercero, los incumplimientos del Estado; y, finalmente, la judicialización de la justicia.

Puigdemont calificó de "excelente" su relación con Oriol Junqueras, pese a que el vicepresidente de la Generalitat se reunió con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, sin comunicárselo. Puigdemont insistió en que están en "sintonía" y que Junqueras fue el primero a quién anunció su reunión de mañana con Mariano Rajoy.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad