Pujol Ferrusola 'chulea' de su colección de coches

stop

COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

Jordi Pujol Ferrusola, en el Parlament

Barcelona, 23 de febrero de 2015 (21:52 CET)

Se abrió la caja de los truenos. De forma inocente, el diputado del PP, Santi Rodríguez, preguntó a Jordi Pujol Ferrusola, en la comisión de investigación en el Parlament sobre el caso Pujol, por los coches de lujo que posee. Y Pujol Junior se explayó: hasta 12 coches de marcas de lujo, y tres motocicletas de época.

Pujol Ferrusola ha enumerado sus coches, que adquirió, ha afirmado, en distintos estados de conservación. Pero como un apasionado del motor, ha querido precisar: un Lotus L de 1965; un Mercedes Pagoda; un Porsche Targa; un Lamborghini; un 600 –"que nunca ha funcionado"; un Ferrari F-40; un Jaguar, un Porsche 346; un Ferrari Testarossa y otros vehículos de época.

"Algunos los compré en un estado deplorable, otros en muy buen estado, pero creo que tengo muy buen ojo con los coches, y algunos han ganado mucho valor, como ocurre con los buenos vinos, con un vino tinto".

"No me paseaba en un Ferrari, como dice mi tío"

Pujol Ferrusola ha negado que se paseara con un Ferrari por Barcelona. "No es verdad lo que ha dicho mi tío –Francesc Cabana en la misma comisión—porque los tengo en una nave fuera de Barcelona y lo que hago es ir con mi moto y coger un coche y devolverlo a la nave para coger de nuevo la moto, que utilizo diariamente para moverme".

Los diputados no daban crédito, porque con cada enumeración de sus coches, iba explicando sus características. Su madre, Marta Ferrusola, había asegurado justo antes que su hijo compraba coches, pero "desballestados". 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad