El presidente catalán Quim Torra y el vicepresidente Pere Aragonès proponen un salario mínimo de referencia en Cataluña. Foto: EFE/MP

Quim Torra impulsa un salario mínimo catalán que no puede pagar

stop

El Govern de Torra avanza un plan para crear un salario mínimo en Cataluña, obviando que el bono basura de la autonomía dificulta su financiación

Economía Digital

El presidente catalán Quim Torra y el vicepresidente Pere Aragonès proponen un salario mínimo de referencia en Cataluña. Foto: EFE/MP

Barcelona, 01 de agosto de 2019 (19:00 CET)

El Govern de Quim Torra quiere crear un salario mínimo exclusivo para Cataluña, pese a que se trate de una competencia del Estado. El salario mínimo interprofesional (SMI) impulsado por el Gobierno de Pedro Sánchez con el apoyo de Pablo Iglesias no es suficiente, "pues 900 euros en Cataluña no dan para lo mismo que en otros sitios, por el nivel de vida", según aseveró el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, que pasó por alto los obstáculos para financiarse que tiene la autonomía.

Las agencias Fitch y Moody's mantienen un rating de riesgo alto, o "bono basura", para Cataluña. La comunidad tiene dificultades para endeudarse porque las cuentas de la Generalitat no cuadran, alejándole de la independencia financiera. Para financiarse, debe endeudarse y pedir dinero al Estado español, una situación que se prevé que continúe al menos hasta 2020. Las condiciones para que Cataluña se endeude, a su vez, son francamente draconianas.

Sin embargo, el Ejecutivo catalán se fijó un plazo de tres meses para calcular el "salario mínimo de referencia" (SMR) que planteará en Cataluña, así como las consecuencias del mismo. Después, la Generalitat se planteará implementar la medida a través de los convenios colectivos. "Las competencias desde el punto de vista legislativo son del Estado, pero este país ha superado muchas veces las limitaciones de competencias mediante acuerdos", dijo Aragonès.

El consejo ejecutivo de este jueves aprobó un acuerdo para encargar a los departamentos de Vicepresidencia y Economía, y Trabajo y Asuntos Sociales el cómputo y las labores técnicas para fijar una cifra estimada tomando en cuenta el coste de vida y la equidad salarial. El cálculo también arrojará el dato del coste que supondrá para la administración tener su propio salario mínimo, que previsiblemente –y dadas las declaraciones del Govern– será superior al nacional. Si alguien quiere prestarle.

Govern de Torra: "Lo que hace el Estado lo hacemos en Cataluña mediante acuerdos"

Aragonès criticó a Sánchez e Iglesias porque cree que cuando se aprobó el SMI no se tuvieron en cuenta las diferencias de coste de vida entre territorios, lo que causó "prejuicios sobre las personas" y "efectos negativos sobre la eficiencia y productividad de la economía catalana". Por ello, el salario mínimo catalán tendrá en cuenta "el coste de la vida y la equidad salarial", según el vicepresidente del Govern de Torra, quien en 2018 intentó –sin éxito– retirar el "bono basura" a la Generalitat.

Sobre la falta de competencias de la Generalitat para impulsar su propio salario mínimo, Aragonès dijo: "Lo que hace el Estado lo haremos la sociedad catalana mediante el acuerdo". El también conseller de Economía y Hacienda aseguró que el salario beneficiará a las rentas más bajas, por lo que muchas mujeres e inmigrantes se verán favorecidas por la medida. Ahora, el Govern espera los informes para saber "cómo asumirlo, qué implicaría y en cuántos años" implementarlo.

Aragonès aprovechó la rueda de prensa para avanzar que ya trabajan en los presupuestos de 2020 y están en conversaciones con los comunes y el PSC. "Celebramos que haya partidos que se hayan mostrado predispuestos a hablarlo, la música suena mejor que la del año pasado", dijo, después de que Torra se reuniera esta semana con Ada Colau para acordar un intercambio de favores que pasa por unas cuentas municipales y autonómicas pactadas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad