El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, después de su reunión en el Palau de la Generalitat, el 30 de julio de 2019. Foto: EFE/QG

Quim Torra y Ada Colau exploran un intercambio de favores

stop

Torra y Colau, ambos en minoría, se comprometen a abrir conversaciones para negociar la viabilidad de los presupuestos de la Generalitat y del Ayuntamiento

Alessandro Solís

Economía Digital

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, después de su reunión en el Palau de la Generalitat, el 30 de julio de 2019. Foto: EFE/QG

Barcelona, 30 de julio de 2019 (17:30 CET)

Quim Torra y Ada Colau se reunieron este martes y quedaron en concretar en breve otro encuentro, con "toda la predisposición" y la mente puesta en un intercambio de favores. El president de la Generalitat y la alcaldesa de Barcelona quedaron en hablar "seriamente" de los presupuestos del Govern y del Ayuntamiento de Barcelona, una vez que ha iniciado el mandato del nuevo gobierno municipal.

La buena sintonía entre la Generalitat y el consistorio barcelonés ha sido cada vez más usual desde que el Govern cedió a una de las exigencias de Colau: dotar Barcelona de más agentes de los Mossos d'Esquadra para paliar el creciente problema de la inseguridad, toda vez que esta es una competencia del departamento de Interior cuyos fallos han dañado la imagen de la alcaldesa.

Es un cambio notable respecto a los reproches de Torra a Colau hace mes y medio, cuando el president cargó contra la decisión de Barcelona en Comú de aceptar el apoyo de Manuel Valls y pactar con el PSC para formar gobierno en Barcelona y dejar caer al alcaldable de ERC, Ernest Maragall. La brecha entre Torra y los comunes ya no es tan amplia porque, al fin y al cabo, ambas partes están en minoría.

Colau, en público, afirma que simplemente es "urgente" hablar de "los presupuestos en todas las instituciones porque hace demasiado tiempo que vivimos al límite". De hecho, es un argumento ya empleó hace unos meses, cuando sondearon la posibilidad de aprobar las cuentas de Ayuntamiento y Generalitat.

Torra, por su parte, pasó de criticar a los comunes por aceptar el aval "del establishment" y de "la casta" al abandonar "el bloque de las defensas de los derechos y libertades" y pactar con el PSC y aceptar el apoyo de Valls, a emplazar a Colau a hablar de los presupuestos con una "actitud constructiva" y "establecer mecanismos de diálogo a través de los grupos parlamentarios para aportar estabilidad a las instituciones".

Colau recuerda a Torra sus "discrepancias legítimas"

En rueda de prensa después del encuentro con Torra este martes, Colau sostuvo que "más allá de las discrepancias legítimas" que puedan existir entre las distintas fuerzas políticas, "la ciudadanía está harta de ver las instituciones paralizadas". La alcaldesa pidió la colaboración de todos para que "las instituciones funcionen". El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, se suscribió a sus palabras.

"Las instituciones necesitan presupuestos para poder tirar adelante", dijo Calvet, añadiendo que "son una herramienta imprescindible" para el bienestar de la sociedad. "Nos hemos instado mutuamente a que podamos hablar y establecer mecanismos de diálogo a través de los grupos parlamentarios para aportar estabilidad a las instituciones", añadió el conseller.

Torra y Colau acordaron reunir una comisión mixta de Generalitat y Ayuntamiento a principios de octubre para tratar "cuestiones pendientes desde hace demasiado tiempo", según la alcaldesa.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad