El vicepresidente económico de la Generalitat, Pere Aragonès, y el presidente Quim Torra en una sesión del parlamento catalán. /EFE/Andreu Dalmau

Quim Torra también incumple con el pago a proveedores

stop

El Parlament de Cataluña insta a la Generalitat a pagar a sus proveedores por debajo de los 30 días. En enero el plazo medio de pago estaba cerca de los 42

Josep Maria Casas

Economía Digital

El vicepresidente económico de la Generalitat, Pere Aragonès, y el presidente Quim Torra en una sesión del parlamento catalán. /EFE/Andreu Dalmau

Barcelona, 17 de marzo de 2019 (20:43 CET)

Todos los grupos políticos del parlamento catalán votaron esta semana a favor de una resolución de Ciudadanos por la que se insta a la Generalitat a que, antes de seis meses, sitúe el periodo medio de pago a los proveedores por debajo de los 30 días. En el caso de las empresas del sector público, no podrán superar los 60 días. En realidad, estos son los plazos de pago a proveedores que fija la ley, pero el gobierno de Quim Torra los incumple.

La Generalitat ha reducido los plazos de pago. Lo reconocen todos los grupos parlamentarios catalanes. En enero, la media se situó en 41,66 días cuando en agosto pasado llegaba a los 50 días. Sin embargo, no todos los organismos de la administración catalana pagan al mismo tiempo. Algunos baten récords de morosidad.

En enero, el Consorcio Sanitario de Terrassa pagó a sus proveedores a 157 días, con más de cinco meses de retraso, mientras que la Corporación Sanitaria Parc Taulí de Sabadell lo hizo a 86 días. Los mayores retrasos se concentran en el sector sociosanitario. El Instituto Catalán de la Salud (ICS), el organismo público que más gasta, pagó a 49 días.

Según los datos desgranados en la última comisión parlamentaria de Economía, la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), desde donde se gobierna a TV3 y Catalunya Ràdio, pagó a 43 días. Aeropuertos Públicos de Cataluña, a 48. El Instituto Catalán de la Mujer, a 54. La Institución de las Letras Catalanas, cerca de 54. O el Servicio de Ocupación, con 58.

Un “objetivo asequible”

El diputado Martí Pachamé, de Ciudadanos, subrayó en la defensa de la resolución que rebajar el plazo de pago de la Generalitat a menos de 30 días -60 para sus empresas públicas- era un “objetivo asequible”. Se trata de cumplir la ley.

Santiago Rodríguez, del PP, apuntó que uno de los factores que contribuye a la mejora del plazo de pagos de la Generalitat es que no se han aprobado los presupuestos: hay gastos que el gobierno de Torra no puede realizar, con lo que mejora la tesorería, el déficit y el plazo medio de pago.

Lluís Salvadó, de ERC, indicó que el gobierno catalán mejoró los “circuitos” de pago para reducir sus plazos. Sacó pecho al apuntar que el Estado pagaba a finales del año pasado a 45 días de media y las corporaciones locales, a 63. No obstante, el ex secretario de Hacienda del anterior gobierno de la Generalitat 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad