Rajoy a Mas: “Cerrarse en uno mismo es un fracaso seguro”

stop

DEBATE SOBERANISTA

Maria Reig, Sánchez Camacho, Mariano Rajoy, Luis Conde, y José Ferrer./EFE/Marta Pérez

24 de abril de 2014 (17:00 CET)

Si las empresas no se cierran, si apuestan cada vez más por la internacionalización, los estados no pueden hacer lo contrario. Con esa tesis, y con el objeto de destacar el enorme esfuerzo del sector exterior español en los últimos años, Mariano Rajoy ha advertido de nuevo al President Artur Mas de que no tiene sentido “encerrarse en uno mismo”, y que “no obstruya la salida de la crisis”. Eso sería “un ingrediente seguro para el fracaso”.

Rajoy lleva meses en esa línea, enfrentado al proyecto soberanista que defiende el Govern de la Generalitat, pero ahora el mandatario español considera que tiene mayor legitimidad, porque la posible salida de la crisis avalaría su posición firme contra las peticiones del soberanismo catalán.

Y la paradoja es que Rajoy se quiere apoyar en el empresariado catalán, en el que exporta y defiende las gestiones de ministerios como el de Exteriores, que está facilitando las tareas de las empresas catalanas en el intento de abrir nuevos mercados. En el Foro de Marcas Renombradas Espanolas, que cumple su XV edición, y que se celebra en Barcelona, Rajoy ha insistido en que el trabajo conjunto está posibilitando a España “el inicio del crecimiento”.

¿Grandes compañías o medianas empresas?

Porque, ¿a qué proyecto político beneficia el hecho de que las empresas españolas, con un fuerte componente de firmas catalanas, exporten cada vez más? ¿Es un mérito del proyecto soberanista de Artur Mas? ¿O es un fenómeno en el que las propias compañías españolas y catalanas se han visto inmersas para poder sobrevivir y competir?

Mas ha pasado por el mimo foro casi dos horas antes, y, lejos de comentar con los empresarios la nueva conyuntura económica, ha abandonado de inmediato el Palau de Congressos de la Fira de Barcelona, valorando, de la misma manera, el esfuerzo exportador de las empresas catalanas.

Rajoy, en cambio, que clausuraba el acto, ha querido conversar con todos ellos. ¿Jugaba, en cualquier caso, en casa? ¿Sabe Rajoy lo que piensa realmente el tejido empresarial catalán, el de las pequeñas y medianas empresas, al margen de las grandes compañías? Sus asesores, en la Moncloa, decidirán, en cualquier caso, quiénes deben ser sus interlocutores.

Solo, para ir rápido

El caso es que Rajoy ha querido ensalzar la ciudad de Barcelona, como lo ha hecho previamente Artur Mas. El presidente del Gobierno ha considerado que es “el escaparate de Catalunya, y de España”, y que es una ciudad de “integración”.

Los mensajes, aunque se refería al mundo empresarial, tenían un claro destinatario: el Govern de Artur Mas. “Si se va solo, se puede ir muy rápido, pero para ir lejos hay que ir juntos”, ha afirmado, en alusión a foros empresariales como el de las Marcas Renombradas, que preside José Luis Bonet. El mensaje, sin embargo, es evidente. Para Rajoy, España tiene la oportunidad ahora, después de un enorme esfuerzo, de salir de la crisis, de forma conjunta. Por ello, ha lanzado otro dardo a Mas al pedir que “no se obstruya” la senda de la salida de la crisis.

El Banco de España, como aliado


Los datos ofrecidos este jueves por el Banco de España, que ha destacado el primer crecimiento de la economía española en nueve trimestres, --un repunte del 0,5% interanual-- han posibilitado a Rajoy ese discurso optimista, que, como siempre, ejemplifica en la prima de riesgo. “Es una prima de riesgo que dista mucho de la del verano de 2012 –de 150 puntos ahora a 600 puntos entonces-- y ¿quién lo iba a decir?”, se ha preguntado.

Por ello, según Rajoy, España puede mirar el horizonte con una cierta garantía. “Nuestro futuro, juntos, no conoce fronteras”, ha remachado, insistiendo en que en 2015 “habrá menos parados que en 2011”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad