Mariano Rajoy defiende la concordia y anuncia inversiones en Cercanías de Barcelona. EFE/Andreu Dalmau

Rajoy se apoya en los empresarios para ganar la concordia en Cataluña

stop

Mariano Rajoy ofrece diálogo y acuerdos, con planes de inversión de 4.000 millones en infraestructuras, frente a los que se quieren ‘desenganchar’

Barcelona, 28 de marzo de 2017 (12:00 CET)

Mariano Rajoy solo en el escenario. Detrás una pantalla gigante, con imágenes de infraestructuras. Delante un foro de empresarios, con un auditorio lleno, con Florentino Pérez en primera fila, y todo el sector económico catalán en pleno. A todos ellos, Rajoy les ha pedido que le ayuden para alcanzar la “concordia” en Cataluña, frente a todos aquellos que se quieren “desenganchar”.

Rajoy ha ofrecido un plan para invertir en Cercanías de Renfe, que alcanzará los 4.000 millones de euros hasta 2025, y seguir con el plan previsto para finalizar el corredor mediterráneo. Lo ha explicado con el ánimo de ayudar a la competitividad de toda España, y de Cataluña en particular. Esas inversiones en Cercanías afectarán a más de 400.000 personas que utilizan el tren cada día. Y eso es “ayudar a la gente”.

Todo ello forma parte, a juicio de Rajoy, de un plan del Gobierno español para que el conjunto del Estado pueda seguir sus reformas, y no abandonar el camino de la recuperación económica. Pero, al mismo tiempo, Rajoy ha dejado claro que no abandonará la exigencia del “cumplimiento de la ley”.

Para lograrlo, para recuperar la “concordia” en Cataluña, Rajoy ha insistido en que quiere contar con el empresariado catalán, para que, “con diálogo y acuerdos”, se supere la “inestabilidad política”, que es el primer factor que puede poner “en riesgo” la recuperación económica de España. 

Rajoy reitera la oferta de diálogo a Cataluña

“Nos preocupa que alguien se quiera desenganchar, y lo que ofrecemos es diálogo, y el cumplimiento de la ley, porque entre todos hemos conseguido superar una crisis económica que ha sido tremenda, y no podemos apostar por aventuras empobrecedoras. Nuestra primera misión es solucionar problemas y no crearlos”, ha asegurado Rajoy.

La inversión en Cercanías de Renfe alcanzará los 4.000 millones hasta 2025, con unos primeros 1.800 millones hasta 2020. “Será una inversión realista y verificable”, ha precisado Rajoy, con el objetivo de que no sea interpretable y de que la Generalitat pueda examinarlo a medida que avance.

Respecto al corredor mediterráneo, el plan del Gobierno se está ejecutando, a juicio de Rajoy, con el tramo de Vandellós a Tarragona, con una inversión de 667 millones de euros, que reducirá en media hora la conexión entre Barcelona y Valencia, “de acuerdo con las demanda social que se había generado”.

El corredor unirá todos los centros logísticos del mediterráneo, y tendrá, “como pedía la Generalitat”, un coordinador de toda la inversión, para saber en todo momento cómo se encuentra la ejecución de las obras.

El corredor mediterráneo se está ejecutando, según el presidente del Gobierno

Ese es el primer paso del Gobierno para tratar de restar presión política en su relación con el gobierno catalán de Carles Puigdemont. Sin embargo, el movimiento soberanista considera que esas inversiones no invalidan su proyecto político, y que, de fondo, sin que se haya afrontado todavía, sigue el problema del reconocimiento de Cataluña, como sujeto político y jurídico.

Esa es la cuestión que sigue en el aire, y que el independentismo quiere consolidar con la convocatoria del referéndum, como ha insistido Puigdemont desde Harvard, en Estados Unidos, donde se encuentra en un viaje para proyectar el proceso soberanista.

Hemeroteca

La Moncloa
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad