Rajoy respira: La UE rechaza por ilegal el referéndum de Crimea

stop

CUMBRE EUROPEA

06 de marzo de 2014 (20:50 CET)

La política internacional se interpreta bajo los intereses particulares de cada país. Y al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, el asunto de Crimea le estaba creando una gran dificultad. Aunque la cuestión sigue latente, el Presidente puede respirar, de momento.

La Unión Europea ha rechazado por ilegal el referéndum de autonomía de Crimea, con el que pretendía adherirse a Rusia. Lo ha hecho el Consejo Europeo, celebrado en Bruselas, pero también el Partido Popular Europeo, con el apoyo del propio Rajoy.

Si Ucrania es España, y una de sus regiones no puede celebrar un referéndum de autonomía, eso es una pequeña victoria para Rajoy, por ahora.

Dividir o unir Europa

Rajoy lo ha visto así, sin hacerlo explítico, tras acabar el Consejo Europeo en Bruselas, al entender que la consulta es ilegal. Rajoy ha apoyado, además, la resolución del Partido Popular Europeo, que, en su congreso en Dublín, ha ido en la misma línea.

De hecho, el secretario general del grupo popular europeo, Antonio López Istúriz, no ha podido evitar la mención a Catalunya. “Mientras algunos movimientos nacionalistas radicales quieren dividir nuestros países, nosotros queremos por el contrario una Europa más unida y fuerte que respete nuestra diversidad”, ha asegurado.

Y, siguiendo esos esfuerzos diplomáticos del PP, la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, se reunirá este viernes con la ucraniana Yulia Tymoshenko en Dublín para defender conjuntamente la integridad de Ucrania, o, según como se mire, de la propia España.

Las prisas del Gobierno español

La cuestión es que las instituciones europeas están al lado de Ucrania, con la idea de que se respete su unidad territorial, ante los esfuerzos de Rusia por mantener en vilo los territorios ucranianos de mayoría rusófona. Rajoy ha asegurado que los diferentes líderes europeos han decidido apoyar al nuevo gobierno de Ucrania, que dirige el primer ministro Arseni Yatseniuk.

El Consejo Europeo, por tanto, ha acabado estableciendo que la consulta que se desea organizar en Crimea es ilegal. “Consideramos que la decisión del Consejo Supremo de la República Autónoma de Crimea de celebrar un referéndum sobre su futuro estatus de su territorio es contrario a la Constitución ucraniana y, por tanto, ilegal”.

Una victoria para el Gobierno español, que, en toda esta cuestión, se ha apresurado para que no se pudiera trazar ningún paralelismo con la situación política en Catalunya.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad