Rajoy, a Aznar: "No hay que reconstruir el centro-derecha". Foto: EFE

Rajoy se resiste a una 'Operación Calvo Sotelo' en el PP

stop

Dirigentes del PP intentan que Mariano Rajoy dimita para dejar paso a un presidente alternativo del partido al estilo de Suárez con Calvo Sotelo

Barcelona, 31 de mayo de 2018 (18:20 CET)

Dirigentes del PP han puesto en marcha la operación Calvo Sotelo para lograr que Mariano Rajoy, siguiendo el ejemplo de Adolfo Suárez, ceda la presidencia del gobierno a otro dirigente del PP. Pesos importantes del partido recuerdan en estas horas la sorpresiva dimisión de Suárez el 29 de enero de 1981.

Acorralado política, mediática y miliatarmente, Suárez irrumpió en las televisiones y radios de toda España para anunciar su dimisión: "No quiero que el sistema democrático de convivencia sea, una vez más, un paréntesis en la historia de España". Semanas después, el Congreso celebraba una sesión de investidura para iniciar la elección de Leopoldo Calvo-Sotelo, a la sazón vicepresidente segundo del Gobierno.

Rajoy no quiere dimitir porque una investidura de otro dirigente del PP no tiene los votos garantizados

Los populares reivindican desde hace años el legado de Suárez, de quien siempre han destacado su patriotismo. Algo parecido, aunque en diferentes circunstancias, reclaman ahora desde el PP a Rajoy, que, por el momento, se niega a dimitir, a pesar de que la consecuencia es no poner obstáculos al triunfo de la moción de censura y, por tanto, abrir el paso a un gobierno en solitario del PSOE con presuntos apoyos de Podemos, ERC, Pdecat y PNV.

"En democracia, un dirigente político se va cuando lo dicen los electores o cuando lo dice la Cámara y por eso estoy yo hoy aquí", ha afirmado Rajoy esta mañana para ahuyentar la idea de una renuncia. Lo cierto es que el líder del PP no comparte el análisis de quienes le presionan porque, a su entender, su dimisión no facilitaría la investidura de un candidato del PP alternativo.

El análisis de Rajoy

Rajoy parte de la premisa de que la pérdida de confianza de la Cámara no sólo le afecta a él, sino a todo el PP y, por tanto, ninguno de sus correligionarios tiene garantías para ser investido presidente del Gobierno. De hecho, según el entorno de Rajoy, Sánchez podría obtener los apoyos que obtendrá en la votación de censura de este viernes, es decir, los de PSOE, Podemos, ERC, Pdecat y PNV.

Lo cierto es que el inminente triunfo de la moción de censura ha sorprendido a una parte de los dirigentes del PP. "Es todo muy reciente e incluso inesperado", describían otras voces de los populares. El presidente, tras conocer que la moción de censura de Sánchez tiene los votos para prosperar, se ha ausentado del debate en el Congreso y ahora analiza la situación creada junto a su equipo en un restaurante cercano al Congreso por donde han ido desfilando ministros y otros dirigentes de su confianza.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad