Rajoy, un frontón contra Mas hasta después de las europeas

stop

DEBATE DE POLÍTICA GENERAL

24 de febrero de 2014 (21:08 CET)

Mariano Rajoy es un buen parlamentario. Ataca con dureza a los adversarios, con un discurso repleto de datos. Y defiende unos pocos principios con gran convicción. El Presidente del Gobierno volverá sobre sus pasos y defenderá, a partir de este martes en el Congreso, su plan económico para tratar de salir de la crisis. Considera que las mejoras macroeconómicas le avalan, y que sus decisiones en los últimos dos años –basadas en no decisiones- han logrado que España no sea rescatada y que, tras la huída de los inversores, éstos hayan apostado de nuevo por entrar en el país.

Y, si esa respuesta ha sido válida, esa misma actitud es la que utilizará para contrarrestar el proyecto soberanista que encarna el President Artur Mas.

¿Pero, hasta cuándo? Fuentes del PP aseguran que no habrá cambios, y que el “frontón, en el que se ha convertido Rajoy durará, por lo menos, hasta después de las elecciones europeas que se celebrarán en mayo. Nadie asegura que, después, se pueda iniciar una aproximación, pero Rajoy, en cualquier caso, no desea desaprovechar la ocasión que le brinda el debate de política general convocado para este martes en el Congreso.

La soberanía "no se parcela"


La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, aseguró este lunes que el propósito de Rajoy es reflejar claramente que la soberanía del pueblo español “no se parcela”, y que no puede haber espacio para la consulta que pretende realizar el President Mas el 9 de marzo de este año. Rajoy se mostrará dispuesto a hablar de todo, de financiación, de mejoras en las relaciones, de respeto a las competencias autonómicas, pero no sobre la consulta.

¿Será suficiente? El debate que se inicia este martes servirá para mostrar las distintas posiciones, y la distancia que se ha abierto entre la política española y la catalana. Fuentes de CiU consideran que Mas, a pesar de toda la buena voluntad que quisiera ofrecer, “no puede ésta vez aceptar pactos que no pasen por el referéndum”.

La salida federal

Ante ese bloqueo institucional, el PSC busca, con el PSOE, una propuesta de resolución en la que se defenderá una salida “federal”. La propuesta de los socialistas catalanes es que tanto Mas como Rajoy sean conscientes de deben encontrar una “solución dialogada”. El problema es saber si esa solución puede pasar o no por la consulta soberanista. Y, en todo caso, esa propuesta es ahora un brindis al sol.

El PP, sin embargo, ha trazado un camino. Y quiere forzar, incluso, la maquina hasta las elecciones europeas. “No se puede hacer otra cosa, porque el calendario electoral también condiciona a todas las fuerzas políticas”, afirman diputados del PP.

Reforma fiscal

¿Qué camino queda? Para el Gobierno que preside Mariano Rajoy la crisis económica ha tenido y tiene una gran influencia en la política catalana. Y para afrontarla, el Ejecutivo del PP matendrá la financiación de la Generalitat, a través del Fondo de Liquidez Autonómica, y del Plan de proveedores. Pero considera, además, que la sociedad catalana se beneficiará, especialmente, de la reforma fiscal que prepara.

Ese será, precisamente, uno de los fuertes de la intervención de Rajoy, que se centrará en los posibles beneficios de esa reforma: una tributación más acorde para el ahorro; que beneficie también a las familias y a los dependientes.

Respecto a las mejoras concretas, Rajoy incidirá en la bajada de la prima de riesgo, que ha mejorado la financiación de las empresas, --aunque no todavía a las pequeñas y medianas empresas-- la estabilidad macroeconómica y la atracción, de nuevo, de capital extranjero.

La aproximación de Duran Lleida

Y, después de las elecciones europeas, ya se verá. Dependerá de saber quién sale reforzado, si el PP o el PSOE. El dirigente de Unió Democràtica, y conseller de Interior, Ramon Espadaler, aseguró este lunes que Josep Antoni Duran Lleida les ha comunicado que existe un nuevo clima de diálogo con el Gobierno central, y que se podría vislumbrar una aproximación.

Las palabras de la vicepresidenta de la Comisión Europea, Viviane Reding, reclamando a Rajoy y a Mas que busquen un acuerdo para que Catalunya no se separe de España, son las que esperaba Duran, y la dirección del PSC. Pero esa posible aproximación, por ahora, no llegará. Será a partir de junio, y en función del nuevo equilibrio de fuerzas en la política española.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad