Rajoy vigilará más a los parados

stop

Retirará la prestación de desempleo si se rechazan ofertas laborales

La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría

11 de octubre de 2013 (17:16 CET)

El Gobierno de Mariano Rajoy (PP) lucha activamente contra los fraudes en las prestaciones de desempleo. La vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría (PP), ha anunciado este viernes que reforzará las medidas y las consecuencias tanto por rechazar una oferta laboral como por cobrar de forma indebida.

El Ministerio de Empleo presentará a principios de 2014 la nueva Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social (LISOS). Sáenz de Santamaría ya ha avanzado las novedades estrella. La principal, perder el subsidio del paro si se rechazan ofertas laborales.

Irá un paso más allá de las penalizaciones vigentes actualmente. La vicepresidenta ha recordado que la norma actual extingue la prestación a las tres ofertas desoídas. La primera vez que ocurre, el cobro se suspende a lo largo de tres meses y, si pasa en dos ocasiones, la anulación se prolonga al medio año.

Más inspección

La reforma de la LISOS también llegará a la Inspección de Trabajo y de Seguridad Social. El Ejecutivo quiere incrementar el control para detectar los posibles fraudes en el cobro de la prestación.

El Ministerio de Empleo ha hecho público este mismo viernes que entre enero de 2012 y junio de 2013 se detectaron más de 500.000 desempleados que cobraban indebidamente la prestación. Eliminar estas pagas ha generado al Estado un ahorro de más de 3.000 millones de euros, según la estimación del departamento dirigido por Fátima Báñez.

Los beneficiarios de una prestación llegaron a los 2,8 millones en junio, mientras que en enero de 2012 se registraron 3,01 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad