El primer ministro británico, hablando durante una conferencia de prensa dentro de 10 Downing Street en Londres, Gran Bretaña. Foto: Efe

Reino Unido quiere que el coronavirus circule para crear inmunidad

stop

Boris Johnson ha elegido la economía ante la salud y declara: “muchos vamos a perder en las próximas semanas y meses a nuestros seres queridos”

Economía Digital

El primer ministro británico, hablando durante una conferencia de prensa dentro de 10 Downing Street en Londres, Gran Bretaña. Foto: Efe

Barcelona, 15 de marzo de 2020 (13:56 CET)

Boris Johnson, primer ministro de Gran Bretaña, ha tomado su propio camino en cuanto a las medidas a tomar frente al coronavirus. Mientras el resto de gobernantes cierran fronteras y evitan la circulación de las personas para que el virus no se propague, el primer ministro británico ha elegido priorizar economía y la normalidad del país y no tomar medidas para que no se continúen multiplicando los contagios. 

“Cuantas más personas se contaminen ahora, un mayor porcentaje del país desarrollará inmunidad para una potencial segunda oleada de la epidemia en el otoño o invierno próximos”, según la teoría de Johnson. Esta decisión cuenta con que más de la mitad de los habitantes del Reino Unido se van a contagiar inevitablemente. Puede que eso ocurra ahora, cuando se produzca un pico o el año que próximo. De esta manera se conseguiría la “inmunidad de rebaño”.

Es una estrategia que se basa en el número R, la medida de la magnitud infecciosa de la enfermedad. Si es superior a 1, se seguirá propagando de manera exponencial. Sin embargo, en el momento en que sea inferior a 1, empezará a extinguirse progresivamente. Por ello, es necesario —según su criterio— que de cada 2,5 personas, 1,5 (el 60%) hayan superado ya el coronavirus, lo cual se traduce en un 60% de la población.

En número de contagios y fallecimientos, estos datos significarían 40 millones de enfermos y 400.000 muertes (un 1%), según explica el Times. Y todo se basa en la supuesta creación de inmunidad, no comprobada, una vez se ha padecido la enfermedad. El Gobierno calcula que la inmensa mayoría de los que se infectarán serán jóvenes y personas saludables que lo pasarán sin problema. En cuanto al resto, declara que “muchos vamos a perder en las próximas semanas y meses a nuestros seres queridos”.

Más de 300 científicos y médicos piden medidas más contundentes

Numerosos médicos y políticos de otros partidos demandan a Johnson que cierre escuelas, prohiba reuniones multitudinarias, estimule el teletrabajo, cierre las fronteras o suspenda los vuelos. Además, son más de 300 científicos y investigadores de varios campos los que reclaman al Gobierno del primer ministro británico, que imponga medidas más drásticas de distanciamiento social en el Reino Unido para combatir el coronavirus, en una carta difundida este domingo.

Los firmantes, de áreas como matemáticas o genética pero no expertos en epidemiología, muestran su preocupación por la paulatina estrategia del Ejecutivo y sostienen que se evitarían más muertes si se aplicaran cuanto antes restricciones sociales masivas —como la prohibición de eventos o el cierre de escuelas—.
También consideran inviable el presunto objetivo del Gobierno de conseguir un cierto grado de "inmunidad colectiva", puesto que ello requeriría muchas infecciones superadas y, entre otras cosas, generará más pacientes para el NHS. 

Recordar que en el Reino Unido concentra actualmente 1.140 casos de contagio y 21 muertes, habiendo doblado los fallecimientos en los pasados días.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad