Rivera exige la reforma exprés de la Constitución para pactar con Sánchez

stop

El líder del PSOE no consigue convencer a Ciudadanos, que pide a los socialstas un último esfuerzo para la regeneración democrática

Albert Rivera, este martes, durante la rueda de prensa. / EFE

Barcelona, 23 de febrero de 2016 (11:31 CET)

La prensa de Madrid daba por hecho que este mismo martes que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, anunciaría un acuerdo con los socialistas para apoyar la investidura de Pedro Sánchez como presidente español, prevista para el próximo 2 de marzo.

Pero el acuerdo no está cerrado. Rivera quiere que nada más llegar al poder, el nuevo presidente impulse la reforma exprés de la Constitución que incluya cinco reformas "ineludibles": limitar los mandatos a ocho años, suprimir las diputaciones provinciales, despolitizar la justicia, eliminar los aforamientos y reducir a la mitad, es decir, a 250.000 firmas, las iniciativas legislativas populares.

Éstas son condiciones "sine qua non" para que los 40 diputados de Ciudadanos apoyen la investidura de Sánchez. Pero no son los únicos.

Rivera quiere también que el nuevo Gobierno éste "limpio de corrupción", que sea "sensato y reformista", que "no machaque a impuesto a la clase media y trabajadora" y que garantice la unidad territorial de España y, por tanto, "la igualdad de todos los españoles".

El líder de Ciudadanos ha reconocido este martes en rueda de prensa que hay ya muchas coincidencias con los socialistas, pero todavía hay distancia en estas condiciones y en otra cuestión capital: quién debe ser el tercer socio de la futura coalición.

No prescindir del PP

Rivera quiere pactar con el PSOE y luego convencer al PP de que se sume al pacto o, al menos, de que se abstenga en la investidura de Sánchez. El líder de Ciudadanos está convencido de que el futuro ejecutivo español "no puede prescindir de los siete millones de votos" de los populares.

De hecho, el equipo negociador de la formación naranja se reunirá este martes por la tarde con miembros del PP para tratar de avanzar en las negociaciones.

Contactos con Podemos

Pero mientras, Sánchez mantiene sus contactos con las formaciones de izquierdas. El lunes, el PSOE se reunió con Podemos, IU y Compromís. Los cuatro partidos salieron satisfechos del encuentro y anunciaron que mantendrán un nuevo contacto este martes por la tarde.

Más allá de los pactos que pueda lograr, queda por ver cómo conjuga Sánchez los posibles apoyos de partidos tan opuestos como Ciudadanos y Podemos para lograr salir investido presidente tras la sesión parlamentaria del próximo 2 de marzo.   

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad