Rosa Díez carga contra Albert Rivera: acusa a Ciutadans de 'dinamitar' su posible pacto

stop

La líder de UPyD afirma que las negociaciones entre partidos aún estaban abiertas

Rosa Díez y Albert Rivera | EFE

12 de noviembre de 2014 (14:04 CET)

La coalición electoral entre UPyD y Ciutadans está más alejada que nunca este miércoles. Rosa Díez, una de sus principales detractoras, ha sido quien ha marcado distancias con la formación liderada por Albert Rivera. Eso, el día después de que el partido catalán pusiera sobre la mesa una propuesta formal para unir fuerzas.

La ex líder socialista ha cargado públicamente contra Ciutadans. Ha acusado al partido de “romper unilateralmente” las negociaciones abiertas. Relata que la mesa de diálogo aún tenía que resolver varias cuestiones sobre la ejecución de la coalición.

Ciutadans, los responsables

Díez traslada toda la responsabilidad a Ciutadans. Asegura que la presentación del documento se pude “interpretar” como un “deseo de romper” cualquier posibilidad de acuerdo. “Se levantaron de la mesa y rompieron el trabajo. Nos parece que esto no es serio, así no se hacen las cosas cuando dos tienen voluntad”, ha manifestado.

La líder de UPyD incluso ha revelado la existencia de un pacto previo con Rivera en el que se explicitaba que cualquier anuncio de acuerdo o desacuerdo en la negociación se haría de forma conjunta. Díez da por roto este acuerdo marco porque asegura que se enteró de la oferta electoral de Ciutadans por los medios de comunicación.

Una última reunión

Aún queda una última oportunidad para encauzar el diálogo entre partidos. Los líderes de ambas formaciones han fijado en sus agendas un nuevo encuentro.

Por las declaraciones de Díez, parece poco probable que la coalición llegue a buen puerto. “Ha habido un juego decisivo por parte de Ciutadans, se han levantado de la mesa”, ha sentenciado. Incluso ha manifestado que los electores ya juzgarán a cada uno por sus actos.

La líder de UPyD se había opuesto desde el primer momento a negociar con Ciutadans. La presión interna de otros pesos pesados en el partido le obligó a iniciar el diálogo. La brecha abierta en la formación propició la renuncia del europarlamentario Francisco Sosa Wagner, quien dejó Bruselas acusando a Díez de ejercer una actitud autoritarista en la gestión del partido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad