Rubalcaba pide ya una España federal para españoles y catalanes

stop

El líder del PSOE carga contra los soberanistas por presentar como consulta un referéndum de autodeterminación

El portavoz del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba | EFE

08 de abril de 2014 (18:58 CET)

Alfredo Pérez Rubalcaba, como los viejos equipos de fútbol --tal vez el Barça, aunque no es su equipo preferido, precisamente-- se crece en los partidos complicados. Contra un equipo de media tabla, sufre. En la Champions, destaca y remata a portería todo lo que encuentra.

El líder del PSOE ha entrado en el Congreso en el meollo del asunto en el que está enfrascada la clase política catalana con el Gobierno central. Y, en una alusión directa al conseller de Presidència, Francesc Homs, presente en la cámara baja, ha querido desmontar los argumentos de los soberanistas sobre el derecho a decidir.

La idea de Homs y de los soberanistas es que la consulta soberanista que se ha fijado para el 9 de noviembre es sólo “consultiva”, y que, posteriormente, se debería negociar con el Gobierno central. Por ello, no se entiende, según Homs, el rechazo de Mariano Rajoy.

Instrumentos federales

Para Rubalcaba la cosa es muy diferente. “Dice el conseller Homs que sería consultivo, pero en el fondo sería políticamente vinculante, aunque se diga que es consultivo”. Es decir, se trata de un referéndum de autodeterminación, y sobre esa cuestión el PSOE, como el PP, no quiere saber nada.

El líder socialista ha rechazado esa posibilidad, dejando claro que la soberanía recae en todos los españoles. Pero, una vez fijada esa posición, Rubalcaba ha querido ofrecer una salida, aludiendo a una mayoría de catalanes y de españoles, que, a su juicio, quieren seguir viviendo juntos y avanzando juntos en y con España.

¿Cómo? En el fondo los debates sobre las soberanías en España caen en un error, a juicio del propio Rubalcaba. España ya es un país federal, casi federal. ¿Qué le falta? Los mecanismos propios de un estado federal que impiden cosas como la extralimitación de las autonomías, pero también la invasión de competencias por parte del Estado. Y eso está ocurriendo. “Catalunya se queja legítimamente de eso, y tiene razón”, ha afirmado.

Reforma constitucional

Es decir, hay salida. Una reforma constitucional que arregle y solucione las piezas que faltan por encajar, lejos de la separación de Catalunya, pero también de las ambiciones centralizadoras del Gobierno del PP, y de esa voluntad ya no encubierta sino explícita de acabar con el actual estado de autonomías.

Rubalcaba ha recordado a los socialistas catalanes, los grandes perjudicados --también por errores propios-- en este proceso soberanista. “Los socialistas, todos, el conjunto de los socialistas españoles y catalanes, siempre hemos estado detrás de todas, de todas, las iniciativas de Catalunya, desde su autogobierno hasta la defensa de su lengua, y no todos lo pueden decir”, ha asegurado, en alusión al PP.

En defensa de Tarradellas

¿Iluso Rubalcaba en un momento en el que su propio futuro político no está claro, ante la inminencia de unas primarias en el PSOE? El secretario general de los socialistas ha querido, en todo caso, ofrecer esa alternativa, y lo ha hecho citando a Josep Tarradellas, un símbolo para el catalanismo, en su significado más amplio.

“Tarradellas defendía una Catalunya que pensara en España, y una España que recogiera los anhelos de Catalunya, y ocurrió eso, y fue bien, y ahora debemos volver a hacer lo mismo”, ha remachado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad