Samaras pide "un poco de aire" para cumplir con las exigencias de la 'troika'

stop

El Gobierno heleno necesita más tiempo para aumentar los ingresos sin tener que recurrir a otro rescate

El líder del partido conservador Nueva Democracia (ND), Antonis Samaras

22 de agosto de 2012 (10:02 CET)

El primer ministro de Grecia, Antonis Samaras, ha pedido "un poco de aire para respirar" a la troika --formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)--, porque el país necesita más tiempo para cumplir con las condiciones exigidas a cambio de los dos rescates.

"Todo lo que queremos es un poco de aire para respirar para hacer que la economía mejore y aumentar los ingresos estatales. Más tiempo no significa automáticamente más dinero", ha señalado Samaras en una entrevista al diario alemán Bild.

"No estamos pidiendo dinero adicional. Pero tenemos que poner en marcha el crecimiento económico porque eso reduce las brechas financieras", ha añadido el primer ministro heleno.

Nuevos 'tijeretazos'

Entre las medidas que ha aplicado el Gobierno griego se ha subrayado que se "ha reducido el número de funcionarios" y que "pronto tendremos un sector público más pequeño, saludable y eficiente", ha apuntado Samaras.

Además, se pondrán en marcha nuevos recortes que supondrán el despido de 40.000 funcionarios, la reducción de los salarios públicos, de las pensiones, de los beneficios sociales y del sistema sanitario.

Grecia no saldrá del euro


Samaras ha descartado la salida de Grecia del euro. "Sería una pesadilla: colapso económico, revueltas sociales y una crisis de la democracia sin precedentes. Significaría al menos otros cinco años de recesión y una tasa de paro superior al 40%", ha advertido.

El primer ministro heleno se reunirá esta semana con el jefe del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, con el presidente francés, François Hollande y se entrevistará también con la canciller alemana, Angela Merkel.

En estos encuentros se prevé que Samaras negocie para conseguir una prórroga de dos años que le permita a Grecia reducir el déficit al 3% algo que, según el calendario actual, debería cumplir a finales de 2014.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad