Sánchez-Camacho negocia con Montoro para impugnar los presupuestos de Mas

stop

TRAS LA PREGUNTA SOBERANISTA

16 de diciembre de 2013 (13:46 CET)

Un cierto freno. Reflexión previa, durante todo este fin de semana, para tomar una decisión. Y este lunes la dirección del PP catalán ha considerado que sí, que vale la pena, pero tomando todas las precauciones. La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho quiere negociar con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para decidir recurrir los presupuestos de la Generalitat para 2014 ante el Consell de Garanties Estatutàries. El argumento es que las cuentas de 2014 incluyen una partida de 4,5 millones de euros para poder celebrar la consulta soberanista, que se considera ilegal.

Pero Sánchez-Camacho, que se ha pasado meses criticando al President Artur Mas por no aprobar los presupuestos de 2013, sin tener previstos, hasta hace pocas semanas, los de 2014, no quiere correr riesgos. En ello está pendiente el objetivo de déficit para este año y para el próximo, y la líder del PP catalán quiere obtener la luz verde de Montoro para recurrir los presupuestos de Mas.

Esperando a ERC

Ella, personalmente, lo tenía claro a finales de la pasada semana, tras el anuncio de Mas sobre el acuerdo de la pregunta de la consulta. El PP jugaba con esa posibilidad, incluyendo también en el recurso ante el Consell de Garanties, la Ley de Medidas Fiscales. De hecho, el PP quería esperar y comprobar si Mas era capaz o no de acordar la pregunta antes de la aprobación de los presupuestos, prevista para este miércoles en el Parlament.

Con la pregunta ya acordada, y sin que los republicanos tengan ya la carta de las cuentas públicas para poder presionar a Mas, el PP ha perdido un cierto interés. Quería recurrir la Ley de Medidas Fiscales, lo que hubiera demorado la aplicación de las nuevas tasas impositivas para 2014 por lo menos un mes, hasta finales de enero o principios de febrero. Todavía lo puede hacer.

Los cuatro de la "chancleta"

Sánchez-Camacho tiene unas escasas 48 horas para recurrir los presupuestos. Montoro debe decidir si el recurso retrasará las cuentas de 2014, provocando que no se pueda cumplir con el objetivo de déficit previsto.

Será este martes cuando el grupo parlamentario del PP catalán tomará la decisión definitiva.

La presidenta del PP catalán ha cargado contra el “cuarteto de la chancleta”, en referecnia a los grupos que acordaron la pregunta y la fecha de la consulta, y en relación directa al diputado de la CUP, David Fernández, que exhibió una sandalia en el Parlament, en la comisión de investigación sobre las cajas de ahorro cuando compareció Rodrigo Rato.

A todos ellos, lo que incluye a CiU, ERC, ICV y la CUP, les ha pedido que respeten la decisión que tome el Congreso sobre el derecho a decidir. “Si del resultado del debate parlamentario en el Congreso se desprende que no se autoriza la consulta, Mas y Junqueras se situarán fuera de la democracia parlamentaria española”, ha sentenciado Sánchez-Camacho.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad