Los principales candidatos a la Presidencia del Gobierno en las elecciones generales, Pablo Casado (PP), Pedro Sánchez (PSOE), Albert Rivera (Cs) y Pablo Iglesias (Unidas Podemos), en el Estudio 1 en Prado del Rey, momentos antes del comienzo del primer d

Sánchez cita a Casado en la Moncloa (Rivera e Iglesias, después)

stop

El presidente del Gobierno en funciones explorará apoyos con Casado, Rivera e Iglesias, y evita una reunión con Vox

Alessandro Solís

Economía Digital

Los principales candidatos a la Presidencia del Gobierno en las elecciones generales, Pablo Casado (PP), Pedro Sánchez (PSOE), Albert Rivera (Cs) y Pablo Iglesias (Unidas Podemos), en el Estudio 1 en Prado del Rey, momentos antes del comienzo del primer d

Barcelona, 01 de mayo de 2019 (11:23 CET)

La primera reunión post electoral de Pedro Sánchez con la oposición tendrá lugar el lunes 6 de mayo, a las 13.00 horas, en el Palacio de la Moncloa. Será con Pablo Casado, el líder del Partido Popular, principal fuerza de la oposición tras las elecciones generales del 28-A. El presidente del Gobierno en funciones también se reunirá con Ciudadanos y Podemos.

El martes 7 de mayo, a las 11.00 horas, Sánchez se verá con Albert Rivera, antes de su encuentro con Pablo Iglesias a las 17.00 horas. Las citas del próximo martes serán importantes para explorar apoyos ante las dos posibilidades de Sánchez: pactar con Ciudadanos o reeditar un acuerdo similar al de la moción de censura con Podemos y afines.

Fuentes del Ejecutivo, en declaraciones recogidas por Efe, confirmaron estas reuniones y las enmarcaron en un esfuerzo "para analizar la situación política tras las elecciones del 28 de abril". Se celebrarán ocho días después de las elecciones generales que dieron la victoria al PSOE, que está obligado a buscar apoyos parlamentarios.

El Gobierno y el PSOE insisten en la necesidad de hablar con todos los grupos políticos para buscar apoyos y en su "vocación" de gobernar en solitario. El Ejecutivo apela a la "geometría variable"; pactos distintos con varias fuerzas políticas para impulsar una investidura que abra paso a una legislatura estable.

Sánchez rechaza contrapartidas a ERC

A la vez, el Gobierno advierte de que no ofrecerá ninguna contrapartida ERC, uno de sus socios en la moción de censura de 2018. Según fuentes socialistas citadas por La Vanguardia, "no hace falta" pedir favores a los republicanos catalanes para que se abstengan o voten a favor de la investidura.

Además, el PSOE da por un hecho que la mayoría absoluta se situará en 174 escaños y no en 176, debido a la posible suspensión de funciones de los cuatro líderes independentistas que obtuvieron escaño y que son juzgados por el Tribunal Supremo, que no podría tomar posesión ni delegar su voto.

Así las cosas, solo con 346 diputados habilitados en el Congreso, Sánchez podría lograr la mayoría absoluta sumando a los dos diputados de Coalición Canaria. Si no, siempre está la segunda vuelta de la votación para la investidura, en la que solo necesita una mayoría simple, que se puede conseguir con la suma de socialistas y Podemos.

Unidas Podemos ya se ofreció para gobernar en coalición, mientras que Ciudadanos, que puso un "cordón sanitario" al PSOE en la campaña, dice que cumplirá con su palabra y no pactará con Sánchez. El presidente del Gobierno en funciones no anunció ninguna reunión con Vox, la quinta fuerza política tras el 28-A.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad