Pedro Sánchez durante una de sus comparecencia. Foto: Efe

Sánchez prolonga el cierre al 9 de mayo pero dejará salir a los niños

stop

Permitirá que los niños puedan pasear desde del 27 de abril, estudia una desescalada por territorios y controlará el precio de las mascarillas

Madrid, 18 de abril de 2020 (20:29 CET)

"M propongo transmitir a los presidentes de las comunidades autónomas que se prolongue el estado de alarma hasta el 9 de mayo", ha señalado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez durante su intervención este sábado. Sin embargo, será una prórroga distinta a la anterior. Sánchez ha adelantado que sí pretende dar un paso adelante en una cierta desescalada, que pasaría por dejar salir a los niños de hasta 12 años a partir del 27 de abril. También ha adelantado que el ministerio de Sanidad va a limitar el precio de venta de las mascarillas, algo que se aprobaría este domingo.

Más allá, sin embargo, el presidente ha ligado el resto de medidas de desescalada a la evolución de los casos del coronavirus. Por el momento, Sánchez no ha definido exactamente como se facilitará la salida de niños a la calle, pero no se ha mostrado partidario de facilitar que los adultos puedan salir a realizar deporte. En principio, se estaría barajando la posibilidad de que pudieran pasear con limitaciones los niños de hasta 12 años.

También ha adelantado que el proceso de desescalada podría ser distinto dependiendo de zonas o ciudades, midiendo el grado de afectación de la pandemia, pero ha precisado que las medidas de apertura serán lentas y que se podrían adoptar iniciativas, que después tuvieran que echarse hacia atrás si interrumpían el control de la pandemia. Para el proceso de de vuelta a la normalidad, Sánchez quiere dar especial peso a los municipios, pero no se ha comprometido con ningún plazo. De hecho, no ha querido avanzar si los españoles podrán salir de vacaciones en verano este año.

Respecto a los pactos para la reconstrucción que quiere poner en marcha, Sánchez ha avanzado durante su intervención este sábado que ya tiene un feedback positivo de algunas comunidades autónomas que espera que se alcance también con los partidos políticos. Cree que la alerta económica exige unos pactos que cubran todos los aspectos -sociales o empresariales- para que la reactivación económica sea una realidad. 

El incremento de deuda y gasto, sin definir

Asimismo, ha defendido la aprobación de la renta mínima vital en mayo, pero no ha querido avanzar qué impacto económico tendrá la crisis ni en lo que se refiere a la deuda, ni al gasto, ni en pérdida de ingresos. El FMI augura una caída del PIB del 8% y una tasa de desempleo que rozará el 21%. El déficit se acercará al 9,5%. Por el momento, el Ejecutivo no estaría valorando actualizar sus previsiones macroeconómicas, hasta que tenga "los datos ciertos", según ha explicado el presidente del Gobierno.

Una de las medidas que no estaban contempladas en las estimaciones del FMI era junto dicha renta mínima. El presidente del Gobierno ha señalado que este nuevo subsidio, que podría suponer un coste de unos 5.500 millones aunque Sánchez no ha hecho ninguna alusión al respceto, era uno de los compromisos del pacto con Unidas-Podemos y que en este momento era más necesaria que nunca. José Luis Escrivá ha adelantado que presentará la norma al consejo de Ministros durante mayo.

Pedro Sánchez también ha insistido en que Europa tiene por delante una gran tarea para apoyar la futura reconstrucción, y ha pedido que no se repitan los errores del pasado, y evite que se hagan fuertes los "populismos".


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad